No pueden con tanto carro

 
 
   
 
En días anteriores, Carlos Restrepo había sido uno de los lectores que mostró inconformismo con la sincronización de los semáforos, específicamente en La 10 y en la Transversal Inferior. El ciudadano alegaba que en el recorrido en su vehículo por estas vías, debía detenerse en rojo en cinco semáforos para el primer caso, y que en la Inferior le tocaba parar en las lomas de Los Parras, Los González, Los Balsos y Los Mangos.
Como él, otros usuarios y peatones de estas vías manifestaron su preocupación por varios cruces, como el de La 10 con la Avenida El Poblado, que no da tiempo suficiente para que los peatones pasen la calle en el costado oriental, y también por el embotellamiento que se forma porque cuando un semáforo cambia a verde, aún hay vehículos comprometidos dentro de esta intersección.
Hugo Ramírez es el Jefe de la Unidad de Circulación del Tránsito de Medellín, e indicó que “no es que no haya tecnología, es un tema de capacidad y de exceso de vehículos a determinadas horas. Con los semáforos primero se resuelve el problema puntual y luego el conjunto”.

La 10, paso a paso
“Desde el Éxito solucionamos el conflicto entre los que vienen de la glorieta y los que vienen del puente. Se le da paso al peatón y se distribuyen 60 segundos entre los dos”, argumentó el funcionario.
Luego, a la altura de la carrera 43B hay una escuela, y eso obligó al Tránsito a repartir 120 segundos entre peatones y carros, porque las personas y los niños de la escuela deben cruzar.
En el cruce con la Avenida El Poblado que también distribuye 120 segundos, Ramírez explicó que “es una intersección que trabaja sobre su capacidad, atiende más vehículos de los que puede y se hacen colas por la cantidad excesiva de carros. Solo se pueden pasar todos los semáforos en verde cuando las intersecciones tienen ocupación inferior al 85%, y eso solo se ve en semana después de las 10 de la noche”, dijo.
Sobre el semáforo de la Avenida El Poblado para girar hacia la derecha para tomar La 10, el funcionario comentó que pondrían un letrero de prohibido girar en rojo, para darle suficiente tiempo al peatón de cruzar La 10.
En la carrera 40 también hay saturación vehicular, y llegando a Vizcaya hay menos tráfico.

Otros casos
La situación de la Transversal Inferior no cambia, ya que la carga vehicular sobrepasa la capacidad de las intersecciones. En el cruce con la Loma de Los Parra, es necesario darle tiempo a la Inferior y a la loma subiendo y bajando, lo que disminuye la capacidad de este punto. Las lomas de Los González y Los Balsos, afirma Hugo Ramírez, son puntos que se encuentran coordinados.
También había inquietudes en la Avenida El Poblado con la calle 16Sur, para voltear hacia el Club Campestre, “ya que la congestión es permanente y los tiempos de los semáforos siempre son los mismos, sin tener en cuenta que hay horas más despejadas que le deberían dar prioridad a uno de los semáforos”, comentaba un lector. Sobre el particular, la Secretaría de Tránsito le tiene asignado un tiempo máximo de 120 segundos, de los cuales 50 son para el giro a la izquierda para tomar la loma. Según Ramírez, sobre ese giro está ubicado un detector que reparte el tiempo de la mejor forma en ese punto, así como confirmó que la Avenida El Poblado tiene varios detectores para controlar los tiempos.
Finalmente, el funcionario concluyó que “todos quieren ser los primeros, es un tema de respeto y de compartir el espacio con los otros porque no somos los únicos en la vía. Continuaremos vigilando los semáforos para ofrecerle al ciudadano lo mejor, e iremos avanzando hacia sistemas más sofisticados en uno o dos años”.