“No nos pueden obligar”

 
 
   
  “La Alcaldía no nos puede trasladar en este momento la obligación a nosotros de tumbar las piscinas para poder cumplir con la norma, cuando la responsabilidad ha sido del Municipio, las pasadas alcaldías debieron haber revisado e inspeccionado durante estos 14 años,” dice Yenny Osorio, abogada que asesora a varias inmobiliarias de El Poblado.

No estamos de acuerdo
La primera norma a la que se hace referencia hoy desde la Alcaldía, es la Resolución 375 de 1993 gracias a que la Seccional de Salud de Antioquia dio vía libre para reglamentar el uso de las piscinas, y encargó a Metrosalud del control y vigilancia, lo que durante estos años nunca se hizo. A finales del año pasado realizaron algunas visitas y durante este año llevaron a cabo inspecciones en más 700 piscinas, que arrojaron una urgente intervención en pro de la calidad del agua y de la prevención en seguridad.

“Todo lo que tenga que ver con la calidad del agua lo estamos cumpliendo ya. No estamos de acuerdo y no es legal en este momento, que desde la Alcaldía se pretenda que los edificios y unidades residenciales hagan demoliciones en las piscinas por una obligación que se dio tantos años atrás; en una reunión con el Secretario de Salud, Carlos Enrique Cárdenas, nos dijo que de qué nos preocupábamos, que ellos nos imponían a nosotros la multa por no cumplir con el Decreto 0398 de 2007, y que nosotros demandáramos a los constructores,” cuenta Yenny Osorio.
Cuando construyeron varios de los edificios y unidades residenciales con piscinas, Metrosalud estaba encargada del cumplimiento de la norma. “A ellos les debían entregar los planos, si el Municipio en ese entonces no atendió la recomendación, cómo nos van a trasladar ahora la obligación, fue el Gobierno quien en su momento no realizó la evaluación y el control efectivo, recibió las obras como si todo estuviera bien; nos dicen entonces que nosotros debíamos conocer la norma, eso es verdad, pero la Alcaldía recibe los proyectos, cuando se termina una obra, diferentes dependencias dan el visto bueno, ¿por qué Metrosalud no participó en esas licencias de apertura de nuevas unidades residenciales y edificios?”, pregunta Yenny Osorio.
El Decreto 0398 de 2007 dice que las unidades residenciales y edificios deben acogerse a la normatividad que regula las piscinas. “Hay que tener en cuenta que en el Artículo 3 dice que el presente reglamento rige a partir de marzo de 2007 y no hacia atrás,” comenta Yenny Osorio.

Aseo personal por favor
Más allá de las normas, una cosa sí es clara para María Antonia Jaramillo, frecuente usuaria de la piscina de su edificio Torres de Hungría. “No hay leyes que obliguen a las personas a que sean limpias y respetuosas consigo mismas y con las demás, pero por favor: las personas que usan la piscina, háganlo con toda la decencia posible, no hay derecho a que algunos bajen directo de la cama a la piscina, sin antes pasar por la ducha, y no hablemos de otras cosas que se supone son de sentido común.”