“No me puedo quedar callada”

Pagar “error tras error”, según la lectora Sandra Corrales, es el efecto con el que tienen que correr los residentes de la Transversal Superior con la loma de El Tesoro. “En la calle 6 vemos un taco interminable de bajada y tenemos que subir hasta El Tesoro, pero aguantarnos el mismo taco que había antes de hacer el puente. No solo eso, para entrar a El Tesoro tenemos que dar la misma vuelta por Linares y ni qué decir si vamos para Del Este”.