“No habrá más cobro de valorización en mis cuatro años de gobierno”

En campaña, Federico Gutiérrez dijo que descartaba la desaparición del modelo, pero a dos meses de posesionarse lo da como un hecho, por “injusto”

Por Juan Felipe Quintero

Los gobiernos de Medellín y de Antioquia dicen que trabajaron estos cuatro años que terminan en la que presentaron como la alianza AMA ¿Habrá alianza con la Gobernación? ¿Cómo será?
“Hay que apuntar a que les vaya a bien a Medellín y a Antioquia, debe haber una agenda común, en conectividad, competitividad, seguridad, educación. Son muchos los temas. Por eso propuse crear unos comités donde también participen la empresa privada, la academia, sectores sociales, y elaboremos una hoja de ruta, una agenda de Medellín y Antioquia”.

< (FOTO: CORTESÍA)

En campaña usted dijo que Medellín debe contribuir a resolver los problemas del servicio de agua en otros municipios de Antioquia ¿Es esa una expresión de esa hoja de ruta conjunta?
“Primero hay que comenzar por casa. En Medellín tenemos 204.000 personas sin agua potable, por eso el papel de EPM es fundamental. Pero EPM debe pensar más en la mega social y no solo en la financiera. Debe participar en acueductos y alcantarillados, porque si no generamos condiciones de desarrollo en las subregiones, el impacto social para Medellín será peor. Tenemos que entender que Medellín no está solo”.

¿Cómo será la relación con el gobierno de Luis Pérez? ¿Confía en él?
“Será una relación institucional, que piense en Medellín y en Antioquia y esa agenda conjunta que propongo es clave”.

Otra relación es con el gobierno de Aníbal Gaviria y los grandes proyectos que él inició y que también se desarrollarán en su periodo en la Alcaldía ¿Qué esperar de su gestión frente al Cinturón Verde Metropolitano?
“Es un proyecto importante porque contiene la expansión en la ladera, las ciudades tienen que crecer hacia adentro. Pero ese proyecto debe tener en cuenta la protección a moradores. Si llega el desarrollo a estas comunidades, a donde nunca había llegado el Estado, no puede ser que llegue para sacarlos de su sector. Revisaré el proyecto y fijaré mi posición”.

Hay que considerar que el espíritu del Cinturón Verde es ser metropolitano y le queda a usted la tarea de sumar a los otros alcaldes al desarrollo del proyecto ¿Se embarcará en esa tarea?
“Yo veo la relación con los alcaldes del área metropolitana como un tema necesario, tener discusiones sobre movilidad, crecimiento urbano, seguridad, calidad del aire. También el papel de Envigado: no tiene sentido que siga por fuera del Área Metropolitana. Lo discutiremos con todo respeto con el alcalde electo, porque tiene que haber un desarrollo armónico”.

¿Y Parques del Río?
“Recuperar espacios públicos es una idea noble, pero Medellín tiene otras prioridades, como el tranvía de la 80, el cable del Picacho, la reestructuración del sistema masivo de transporte. Este proyecto debió iniciar en la zona norte, por Acevedo, por el impacto social. Eso lo tenemos que revisar”.

¿Mantendrá el proyecto como está trazado, a 10 años?
“Mi responsabilidad como Alcalde es construir lo que está contratado y hacerlo bien para que la gente lo pueda disfrutar y no dejar obras empezadas. Lo demás lo vamos a analizar”.

A la ciudad la tomaron por sorpresa esos dos megaproyectos ¿Cuál será su sorpresa de aquí a dos, tres años?
“Cuando se piensa en megaobras, se debe pensar en que tengan utilidad. Es el caso del puente de la 4 Sur, que ya sabemos cómo funciona. La obra que hizo falta, la vamos a hacer. Finalizar el eje vial del río, planeado hace muchos años, llevarlo hasta Zamora y la Medellín Bogotá, que los puentes tengan carril de entrada. Medellín necesita más andenes, ciclorrutas en las zonas planas, hasta 100 kilómetros nuevos articulados a los sistemas de transporte público. Pretendo obras que le funcionen a la ciudad, no obras para ganarme premios; obras inteligentes, útiles, que mejoren la calidad de vida, y terminar las que ya iniciaron”.


Está ácido ¿Es el cansancio por la campaña?

“No son temas personales, son ejemplos de lo que tenemos que hacer y cómo tienen que funcionar las obras. Vamos a poner a funcionar a lo que hoy tiene Medellín. Las elecciones ya pasaron, convoco a todos los sectores para que movamos el desarrollo de la ciudad. Lo que esté funcionando lo vamos a mejorar y lo que no, lo vamos a cambiar, sin retrovisor, sin echar agua sucia”.

¿Qué sigue para la Valorización en su plan de gobierno?
“Aparte de las obras que están en marcha, no habrá más cobro de valorización en mis cuatro años de gobierno”.

¿En ningún sector de la ciudad?
“No. Si se analiza bien, prefiero la plusvalía. El derrame de la valorización fue injusto, la metodología fue equívoca. No tiene sentido que entre más arriba viva un ciudadano y más obras use para movilizarse, pague menos por valorización. Esta fue cargada a la franja de la avenida El Poblado hacia abajo. Procesos manejados de esa forma hacen que las figuras terminen perdiendo validez. Vamos a revisar en términos jurídicos, con responsabilidad, para que haya equidad y justicia en el derrame”.

Cuando el metro deja de ser incluyente¿Y entonces la 34? ¿Su doble calzada y su extensión hacia el norte?
“Ese proyecto hace parte del proceso de empalme que llevamos en este momento, se trata de conocer toda la información de la actual administración. Además hay que revisar un tema: de la 34 se ha hablado de reservar las fajas para el tranvía, que es un tema para toda la ciudad, que no deben pagar solo los habitantes de El Poblado”.

< (FOTO: CORTESÍA)

Usted pasó los últimos cuatro años estudiando la situación de seguridad en Medellín. Ahora es el momento de aplicar ¿Cuál es su fórmula?
“La seguridad, que es un derecho, no es de izquierdas ni de derechas, es una de nuestras grandes prioridades. Atacaremos el crimen organizado, pero también generaremos oportunidades para la ciudadanía. Es clave recuperar la confianza de la ciudadanía en sus autoridades, para trabajar unidos, para recibir sus denuncias. Lideraré este tema”.

¿Cuál es su fórmula?
“La seguridad es diferente en cada zona de la ciudad, cada estrategia dependerá de la zona. En El Poblado, por ejemplo, son los hurtos callejeros y a residencias. Tendremos acciones concretas, zonales, de acuerdo con los tipos de delito, no puede haber una única estrategia, serán varias aplicadas al mismo tiempo”.

Sobre los homicidios, ¿hay otra manera de analizar las cifras en la ciudad que no sea tan indolente con las víctimas?
“Es una realidad que no voy a ocultar, no voy a presentar una sola cifra, como la de homicidios, para mostrar que mejoró la seguridad, hay muchos otros indicadores. En Medellín bajaron los homicidios, pero aumentó la criminalidad”.

Pero insisto: en Medellín las cifras restan muertos. Decimos que bajamos de 529 asesinatos a 354. Otra mirada es que son 883 víctimas ¿No hay una manera más humana de medir?
“Tenemos que entender que estamos hablamos de vidas, de familias, de personas que sufren. Reducir los homicidios es muy importante, se trata de la vida de las personas. Y no podemos dejar de lado otros delitos que han ido aumentando y afectan al ciudadano: extorsión, desplazamiento, hurto, desaparición forzada. Debemos tener una mirada más amplia y recuperar la confianza en todo Medellín”.

¿Hay “pacto del fusil” en Medellín?
“Medellín lamentablemente tiene muchas zonas que están controladas por el crimen. Así obtienen poder financiero para obtener poder militar. Pero esta ciudad no puede depender de pactos entre criminales. El control territorial debe estar en manos del Estado”.

Sectores citaron su trino de 2011 que definía a Álvaro Uribe como un orientador suyo de los procesos de seguridad para la ciudad ¿Qué dice hoy, elegido como alcalde en 2015?
“A Álvaro Uribe lo respeto, valoro lo que ha hecho por el país. Tendré con él una relación directa, pues tiene, de su movimiento, 6 concejales en Medellín. Espero que la relación con ellos sea de respeto e independencia para trabajar por la ciudad. Lo he invitado para que pensemos en la ciudad y así lo ha aceptado, como lo han aceptado las otras bancadas. Aquí no puede haber polarización, llamo a todos los sectores y a los 2 millones de habitantes para que trabajemos por Medellín. Los únicos enemigos son los violentos y los corruptos”.

¿Tenemos en Medellín peor percepción de seguridad que seguridad misma?
“Esta es una ciudad espectacular, cuando hablas con los ciudadanos encuentras optimismo. Pero así como hay avances, hay que reconocer que hay temas que no van bien, como la seguridad. No podemos mostrar solo las cifras que convengan políticamente, hay que mostrar la realidad de qué pasa en Medellín y tenemos que mejorar la calidad de vida. Se convirtieron en hechos normales la extorsión, el control territorial, las fronteras invisibles, eso no es normal y hay que enfrentarlo. Me he recorrido la ciudad y no voy a dejar de hacerlo”.


Federico en frases
• “El control es necesario, pero también el autocontrol. Cumplamos la norma, portémonos bien. Con cultura ciudadana, que cada habitante saque lo mejor de sí y a esta ciudad no la para nadie”
• “La cultura tiene un presupuesto amplio, pero hay que analizar su pertinencia. Le daré mucha importancia, que la gente encuentre en la cultura una oportunidad de vida”
• “Mi equipo de gobierno mantendrá la independencia, serán personas con espíritu de servicio ciudadano, honestas, que entiendan las realidades sociales, que sepan gobernar en la calle con la gente”
• “Quienes más pagan para moverse en Medellín son los que menos tienen. La ciudad debe avanzar a un transporte que permita viajar con el mismo tiquete por todo el sistema”
• “Muchas organizaciones culturales, juveniles, de diferente índole, han sacado esta ciudad adelante. Han estado más a la altura en momentos difíciles de Medellín que el mismo Estado”
• “Al ciudadano lo que le choca es la mentira y el ocultamiento, si uno da la cara y explica los procesos, el ciudadano termina entendiendo”