No creas en cuentos

     
      No creas en cuentos  
         
      Presentamos en esta edición una nueva campaña de reflexión y diálogo en familia orientado a llamar la atención sobre el tema del abuso y maltrato infantil y prostitución juvenil.
    No se trata de marcar con cifras el hecho, pues consideramos que al ser este uno de los asuntos que más nos atemoriza, el simple hecho de que haya un niño o una niña abusada, o prostituida, debe ser suficiente para alarmar a toda la sociedad.
    Lobos, cocos, ogros, muchos de ellos tienen la cara de un amigo, de un tío, un primo o un conocido. Pero el tema no solo aborda el asunto de los niños como tales. El asunto se ha visto crecer en nuestra comunidad en proporciones que llaman la atención, pues se sabe de casos de jóvenes que se han prostituido por un paseo, un equipo electrónico o unos pesos para el fin de semana.
    No es que estemos descubriendo el agua tibia. Queremos llamar a las familias para que asuman su responsabilidad en la formación de criterios fundamentados en sus hijos y estos puedan aprender a valorarse como seres humanos.
    No es fácil criar hijos con la gran presión de la sociedad de consumo bombardeándolos. Pero criar hijos no ha sido fácil nunca. Los retos de hoy nos convocan a pensar en personas comprometidas con su propio respeto, a conocer los laberintos que se les van a presentar y sobre todo a tener la confianza necesaria con los padres para hablar, clara, tranquila y abiertamente sobre todos los temas que les angustian.
    Algo tenemos que tener presente siempre, la verdad siempre es mejor que los eufemismos y las cosas se llaman por su nombre. Así que no hay que creer en cuentos.