“Nadie quiere estar al lado de la Policía”

Vecinos del Mónaco están inquietos con la llegada del 123, la Cipol y la Secretaría de Seguridad al mítico edificio


Edificio Mónaco, ubicado en Santa María de Los Ángeles

Dudas y más dudas tienen los vecinos del edifico Mónaco, ubicado en el barrio Santa María de Los Ángeles (carrera 44 # 15 sur – 31), y que años atrás fuera la residencia del desaparecido narcotraficante Pablo Escobar y su familia. Luego de conocer la decisión de la Administración Municipal de trasladar las sedes del Sistema Integrado de Emergencia y Seguridad (conocido como el 123), la Central de Inteligencia de la Policía Metropolitana (Cipol) y la Secretaría de Seguridad a este mítico edificio –hoy roído por el tiempo– volvieron los “fantasmas” que por décadas han espantado a los vecinos del sector. “Lo que van a hacer en el Mónaco es como perfumar un marrano; Medellín necesita una central de inteligencia como las que hay en todas las ciudades importantes del mundo, ¿qué tienen que venir a hacer aquí?, que nos dijeran que van a ubicar una centralidad como el Mascerca de El Poblado listo, pero ¿cómo se les ocurre concentrar tres dependencias en un edificio que tiene si mucho 40 parqueaderos?, ¿no ven que el Mónaco tiene una sola vía de acceso (por la carrera 44) porque la parte de atrás del edificio da contra otra que es cerrada?, imagínese cómo irá a ser la salida y entrada de carros”, comenta con angustia un residente del sector quien pidió no ser identificado. Pero la decisión por parte de la Alcaldía ya está tomada. “Estas tres dependencias causarán una afectación menor en el sector. El 123 mueve de trece a catorce agencias, y no son necesariamente de seguridad. En la Cipol, los hombres no están armados”, asegura Luis Fernando Suárez, vicealcalde de Gobernabilidad, Seguridad y Servicio a la Ciudadanía de Medellín, quién también agrega: “Hay una deuda con El Poblado en temas de seguridad, en lo que tiene que ver con equipamiento, (…) me imagino a los muchachos de la Policía desplazándose desde la estación del metro de La Aguacatala hasta la nueva sede; a mi parecer, ese hecho representa prevención en temas de seguridad”.


Sector comercial, aledaño al edificio Mónaco

Pero lo mismo no piensan los vecinos del sector a quienes les ha tocado vivir dos atentados. En 1988 fue blanco de un carrobomba y luego en 1999, cuando el edificio, ocupado por el CTI (Cuerpo Técnico de Investigación) de la Fiscalía, sufrió un nuevo atentado y obligó al organismo de investigación a dejar el inmueble. “Mi preocupación es que se vea afectada la convivencia; las propiedades valen por la calidad del sector, este es un barrio residencial muy apetecido, muy costoso y paga un predial muy alto, el nuevo uso que le van a dar al edifico nos va a desvalorizar los predios. Nadie quiere estar al lado de la Policía por las razones que ya todo el mundo conoce”, comenta con resignación el vecino.

María Eugenia Montoya, habitante del edificio Pinares del Campestre, dice, “esa decisión me parece desastrosa por la situación que está viviendo el sector; si la movilidad hoy en día es imposible entonces ¿cómo irá a ser con los nuevos ocupantes del Mónaco? El barrio se volvió un parqueadero publico, no hay aceras para caminar. En cuanto a la seguridad, no creo que vaya a mejorar con estas tres dependencias que lo van a ocupar, por el contrario, creo que puede perjudicar la zona”.


Fotografía tomada hacia el sur, desde la portería del edificio Mónaco

Por su parte, Juan Fernando Londoño, administrador de Santa María del Campestre, comenta que no tiene aún la postura oficial de los habitantes del edificio en relación con la medida de la Alcaldía, “sin embargo, sí he oído comentarios de que la gente no está muy a gusto, comentan que les parece necesario que el edifico sea ocupado pero no por las dependencias que anunció la Administración porque pueden representar un riesgo para la comunidad”.

“En mi opinión, no la de la copropiedad, veo positivo el hecho porque ese es un lugar abandonado y la ocupación va a traer beneficios” comenta Obed Cardona, administrador de Torres de San Marino.


Carrera 44

¿Qué dice Planeación?
Otra de las inquietudes de los habitantes, comerciantes y empresas que funcionan en el sector, tiene que ver con el uso del suelo para el edificio Mónaco, definido por el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial. En su momento, la Secretaría de Seguridad de Medellín pidió un concepto al Departamento Administrativo de Planeación, entidad que respondió el pasado mes de febrero de manera favorable diciendo: “El predio tiene asignado el uso de centralidad dotacional, aglomeraciones comerciales y de servicios de orden barrial, corredores y zonas de transición, integrando zona Media Mixtura. Debido a su localización en el ámbito Río, se requiere la formulación macroproyecto o plan parcial”. Así pues, según el nuevo POT, en el edificio Mónaco podrá ser la sede del Sistema Integrado de Emergencia y Seguridad (123), la Central de Inteligencia de la Policía Metropolitana (Cipol) y la Secretaría de Seguridad, pero antes, la Alcaldía deberá destinar 10 mil millones de pesos del Fondo Medellín Ciudad para la Vida, para acondicionar el edifico. Se esperan tener listos los trabajos de adecuación para finales de 2015 y en ese momento trasladar la sede del 123.