Muy sucia y abandonada

   
 

 
  
 En el artículo “Nos van a enloquecer a todos” de la edición 403 del 1 de diciembre del año pasado, quedó claro que aunque falta que se expida la ley definitiva sobre el mantenimiento y requisitos que deben tener las piscinas a nivel nacional, las secretarías de salud pueden sancionar por la calidad del agua de las mismas.
En Santa María de Los Ángeles, María Teresa Cifuentes se queja por el olvido y contaminación de una piscina contigua a su hogar. “En mi casa no podemos abrir la ventana porque se nos meten los zancudos. Esa piscina está inmunda y verde y al parecer está en una casa abandonada, pero lo grave es que está al lado de la Clínica Oncológica de Antioquia y no creo que eso convenga mucho”, afirmó.
Enrique Henao, de la Secretaría de Salud de Medellín, explicó que tienen dos intervenciones en estos casos: “Si el propietario está, lo notificamos y lo asesoramos para que sepa lo que tiene que hacer. Pero si el propietario no está o se trata de una vivienda abandonada, buscamos por catastro y procedemos para acabar con las larvas. Algunas veces hasta nos montamos por muros para poder hacer el trabajo”, indicó el funcionario.
Al cierre de esta edición, la lectora que alertó sobre la problemática se comprometió a llamar a la persona encargada en la Secretaría de Salud, ya que la preocupación es compartida por varios vecinos.