Muy pocas urbanizaciones están debidamente preparadas

 
 
 

Click para descargar el acuerdo municipal con las normas vigentes de obligatorio cumplimiento sobre preparación para la atención de emergencias en edificios residenciales.

 
     
 

Imre Kocsis vive en un edificio de El Poblado que se vio afectado por un incendio hace poco. “Falta preparación, no se sabe qué hacer”, es su conclusión después de un incendio, que a pesar de no ser en su apartamento afectó la losa del suyo considerablemente por la cantidad de agua usada por los bomberos y la elevada temperatura producida por el fuego.

Imre Kocsis dice que los habitantes no saben cómo actuar, tuvieron dificultades con el extintor, y tampoco los empleados del edificio sabían qué hacer para atender la emergencia, ni se tenía bien identificado como cerrar los nichos de gas.

Comités para El Poblado
Solicitar al Simpad la conformación del comité barrial de emergencias es una de las vías para organizarse; la otra alternativa es que el asesor de campo motive a la comunidad. En ambos casos el profesional social realiza el acompañamiento prácticamente todo un año, además de trabajar e informar a la comunidad en estos aspectos: convocatoria, capacitación, conformación y consolidación del comité.

“El Poblado ha sido una de las comunas más difíciles de trabajar en el tema de los comités barriales de emergencia”, dice Felipe Cardeño, Asesor de Campo del Simpad, que agrega, “la dinámica es más bien complicada, compleja, se crearon espacios de motivación en algunas unidades residenciales para que conformaran el grupo con la asesoría y capacitación correspondiente, pero no funcionó”.

Algunos pasos
El año pasado se llevó a cabo un seminario con una de las empresas de gerencia inmobiliaria que administra unidades residenciales de El Poblado para que capacitaran a su personal. “Allí se habló de legislación, de primeros auxilios, pero llegamos hasta ahí, porque primero no es nuestro ámbito de trabajo, y segundo porque las copropiedades deben, por medio de sus administradores, capacitar a su comunidad para tal fin”, comenta Felipe Cardeño.

La Zona Rosa, un ejemplo
Copades, Comité de Prevención y Atención de Desastres Especializado, es un plan de la Zona Rosa que trabaja bajo el énfasis de que es mejor prepararse para algo que no sucederá, y no a esperar que suceda algo para lo cual no se estaba preparado.

Este plan busca fomentar en la comunidad en general el espíritu de participación y solidaridad en la prevención de desastres, trae consigo importantes instrucciones de capacitación que ofrece a la comunidad desarrollar habilidades y destrezas que faciliten la respuesta operativa en caso de intervención en una emergencia, además de implementar estrategias de intervención, fortaleciendo la respuesta comunitaria en la atención de emergencias y desastres.

Lo primero que se realizó para el buen funcionamiento de Copades, fue un modulo de generalidades con un estudio geográfico de la zona, y un antecedente histórico de emergencias; después un diagnóstico del riesgo; y por último un plan de acción, con especificaciones a realizar por evento priorizado al que se le crea un antes, un durante y un después, para casos como: atentados terroristas, concentraciones públicas y espectáculos, accidentes de transito, deslizamiento de tierra, inundación e incendio.

La paz empieza por casa, era otro dicho que en su momento buscaba que la cultura de violencia en el país no trascendiera las fronteras y se instalara en los hogares, esta frase aplicada a la atención y prevención de emergencias, recomienda a la comunidad tomar las precauciones respectivas para estar preparados ante un acontecimiento cualquiera.

Normas de seguridad
Las normas municipales para los edificios residenciales de altura ordenan: escaleras de evacuación bien definidas y señalizadas; gabinetes de incendio con vidrio de seguridad, manguera y pitón de una y media, extintor multipropósito de 10 libras y hacha, mínimo uno por cada dos pisos, ubicados en los halls y no en las escaleras; en los pisos donde no hay gabinete debe existir un extintor multipropósito de 10 libras, el edificio debe contar con la red de incendio, con abastecimiento propio, tanques de agua en la parte superior del edificio, la tubería debe ser galvanizada u otro material resistente al fuego, pintada de color rojo y debe tener una bomba para regular la presión de agua en cada piso; el edificio debe contar con un sistema automático de control de incendios, detectores de humo, lámparas de emergencia en cada piso y a la salida de las escaleras; los parqueaderos deben estar bien señalizados y el parqueo se debe realizar en reversa, además deben estar cubiertos con gabinetes y un extintor multipropósito de diez libras por cada 10 vehículos; el personal de mantenimiento debe estar capacitado para manejar todos los implementos de seguridad.