Movilidad sostenible: del dicho al hecho hay mucho trecho (3)

La dinámica del comercio, a grande y pequeña escala, impacta significativamente la movilidad de la ciudad

Camiones de la tienda D1 parqueados sobre la vía pública. Carrera 43 A con calle 7 D

Por Catalina Peláez

Rodrigo Rodríguez Tornquist, especialista en desarrollo sostenible del Massachusetts Institute of Technology, y quien visitó a Medellín para dar una conferencia en el Séptimo Foro Urbano Mundial –WUF7– celebrado en 2014, dijo durante su visita que la ciudad va por la ruta adecuada en términos de movilidad sostenible. Dos años antes, en 2012, fue titular de muchos medios el premio al que se hizo merecedora Medellín –el International Sustainable Transport Award 2012– por promover proyectos de transporte sostenible y amigables con el medio ambiente. De movilidad sostenible alardean todo el tiempo las diferentes autoridades de la ciudad a las que les compete el tema cuando se refieren, por ejemplo, a medios de transporte como el metro, el tranvía, las bicicletas de EnCicla, los buses de metroplús y el metrocable. Iniciativas e intenciones muchas, pero ¿van acompasadas con una realidad que nos muestra las calles de la ciudad atestadas de motos, carros, buses, busetas, microbuses y con una calidad del aire muy poco deseable?

Ante la pregunta de cómo se expiden las licencias para estos negocios, teniendo en cuenta que son visitados por muchos clientes y proveedores, y no cuentan con el espacio adecuado para parqueaderos, el Departamento Administrativo de Planeación se limitó a contestar que mediante los Protocolos Ambientales y Urbanísticos (PAU), se busca ejercer el control y seguimiento frente a este tipo de establecimientos comerciales, que pueden generar conflictos de convivencia en algunos sectores, especialmente cuando no cuentan con los espacios suficientes para garantizar su funcionamiento (áreas de cargue y descargue, parqueaderos, etcétera). Sin embargo, no aclaró el procedimiento ni las especificaciones a la hora de otorgar la licencia. Adicionalmente, esta dependencia explica que los Protocolos Ambientales y Urbanísticos (PAU), se presentan desde el POT (Plan de Ordenamiento Territorial), como una alternativa para mitigar los conflictos urbanos y ambientales.

Las flotas de vehículos que pertenecen a establecimientos de comercio, o cuadrillas de servicio y despacho, como las de la empresa Claro –ampliamente registrado en Vivir en El Poblado–, o como las motocicletas que pertenecen a la Colmena Express, a diario se ven estacionadas sobre la vía pública. Todos estos vehículos, de negocios de particulares que no cuentan con parqueaderos propios, bien sea para sus clientes o para sus flotas, ocupan sin control el espacio público.


Motocicletas de la Colmena Express parqueadas sobre vía pública. Calle 10

Tiendas D1
Semana a semana llegan a Vivir en El Poblado quejas de habitantes indignados, por ejemplo, con los camiones surtidores de mercancía de D1 que para el descargue se estacionan en la vía pública, así como los carros de los clientes de la misma cadena de almacenes. Vivir en El Poblado consultó con KOBA Colombia S.A.S. que se dedica a operar las tiendas de descuento D1 en toda Colombia, pero pese a las múltiples llamadas no fue posible obtener ninguna respuesta. Cabe recordar que el Grupo Santo Domingo es el mayor accionista de las Tiendas D1.


Camiones de la tienda D1 parqueados sobre la vía pública. Carrera 43 A con calle 7 D

Laboratorio Clínico Hematológico
Por su parte, otros establecimientos como la sede principal del Laboratorio Clínico Hematológico, ubicado en la carrera 43C número 5–33, un punto donde por el alto flujo vehicular se presenta congestión a cualquier hora del día, optaron por resolver el tema de la movilidad y el estacionamiento de los clientes que diariamente los visitan. La sede de este laboratorio cuenta con un parqueadero robotizado que permite el parqueo de 95 vehículos, en cinco pisos subterráneos.

También, indagamos con algunos de los centros comerciales de El Poblado, teniendo en cuenta el impacto que estos generan sobre la movilidad de la comuna 14.

Oviedo
El Centro Comercial cuenta con cerca de 1.300 celdas convencionales de parqueo y 210 en la torre de estacionamientos automáticos que reducen los desplazamientos en parqueaderos y así las emisiones de monóxido de carbono, para un total de 1.510 celdas. Juan Esteban Pérez, su gerente, asegura que el censo más reciente realizado por el centro comercial arrojó que alrededor de 280 empleados se desplazan hasta el centro comercial en sus vehículos. Calculan además que de las 1.800 personas que trabajan en Oviedo, más de 1.300 hacen uso de medios masivos de transporte. Cuando preguntamos, ¿qué estrategias (carro compartido – uso de la bicicleta o del transporte público, etc.) encaminados hacia la movilidad sostenible tiene implementados? su gerente contestó: “Tenemos dos acopios de taxis internos que ayudan a descongestionar la oferta de taxis ilegales en la Avenida de El Poblado. Solicitamos al Metro de Medellín la ampliación de los horarios y la frecuencia de busetas alimentadoras del metro. Facilitamos dos lugares para guardar bicicletas de empleados. Actualmente estamos diseñando una estrategia de sensibilización sobre la importancia del uso del transporte público”.


Ingreso al Centro Comercial Oviedo por la carrera 43 A

Santafé Medellín
El Centro Comercial cuenta con 2.585 celdas de parqueo y para cada celda una cámara de video. Los colaboradores de las marcas no tienen cupos fijos destinados, diariamente de 250 a 300 de ellos llegan en moto y alrededor de 150 en vehículo. Santafé no cuenta con estrategias o planes encaminados hacia la movilidad sostenible.

Monterrey
Este dispone de 745 celdas para vehículos livianos y 287 para motos, además de un bicicletero para 10 vehículos de pedal. Este es el único centro comercial que tiene delimitadas las celdas de parqueo para su colaboradores, 110 en el sótano y 253 en la torre de parqueaderos, para un total de 363 celdas. Sin embargo, el número de empleados que llega diariamente en carro o moto sobrepasa el número de celdas, pues en promedio 441 llegan en vehículo y 239 en motocicleta. Aseguran también que están buscando alianzas con el Metro de Medellín y el Área Metropolitana para tener puntos de préstamo de bicicletas como un servicio de valor agregado para los usuarios del Centro Comercial.

Centro Comercial Automotriz
Por las características propias de este centro comercial y por su vocación –compra, venta y comercialización de vehículos– podría pensarse que en relación con el tema de la movilidad sostenible poco o nada hacen, pero este es uno de los centro comerciales que, conscientes de su problema en términos de movilidad, han diseñado e implementado algunas estrategias. Actualmente la copropiedad adelanta un proyecto de expansión de parqueo para generar más espacio para los visitantes y copropietarios.


Alrededores del Centro Comercial Automotriz

Se trata de la construcción de un estacionamiento automatizado. Mientras eso sucede, la administración del centro comercial controla rigurosamente los puestos de parqueo, que a su vez sirve de puntos de exhibición de los vehículos de los 90 establecimientos que dentro del centro comercial se dedican a la comercialización y venta de estos. “Pensando en cómo los carros deben ocupar menos espacio, montamos otra alternativa de negocio E–commerce o Comercio Electrónico, entonces le decimos a los propietarios de las compraventas de carros: Esto no les cuesta nada, usted en su espacio físico tiene por decir algo dos carros parqueados, en la página puede tener 20 sin necesidad de moverlos, y sin necesidad de estar generando caos en la movilidad”, asegura Leonardo López, comunicador del Centro comercial Automotriz. Cuenta además que las sanciones no se hacen esperar para aquellos comerciantes que ocupen más de los cupos asignados y cuentan con un moderno software que les permite identificar todos y cada uno de los automotores que permanecen en el centro comercial. Dice Leonardo López que es tan especializado, que cuando ingresa un carro el software indica incluso si el vehículo tiene algún requerimiento por parte de las autoridades o si está solicitado por embargo. Teniendo en cuenta el número de motocicletas que ingresan diariamente al centro comercial, construyeron un estacionamiento para motos que es igualmente controlado. También, para compensar la huella de carbono, el Centro Comercial Automotriz cuenta con un programa llamado Movicentro Corazón Verde que le apunta a la arborización de algunas laderas del Área Metropolitana, el programa lo desarrollan bajo la asesoría de ACECAUN –Asociación de Egresados de Ciencias Agrarias de la Facultad Nacional– y con la Facultad de Ciencias Agrarias de la misma. A la fecha han sembrado más de 1.000 especies arbóreas.


Alrededores del Centro Comercial Automotriz