Mi Otro Yo

    Mi Otro Yo
    Mel Gibson y Jodie Foster interpretan a una pareja cuyo matrimonio se viene a bajo por al depresión del marido, Walter, presidente de una compañía de juguetes. En su punto más bajo Walter encuentra un castor por medio del cual empezará a comunicarse con los demás para poder arreglar su vida.

    Walter Black es el presidente de una empresa de juguetes, un hombre exitoso, casado y con dos hijos y sin quejas de su cómoda vida, pero ha caído en una depresión profunda. Black, interpretado por Mel Gibson, lo intenta todo para recuperar a la persona que solía ser, pero el peso de su estado anímico hace que su esposa Meredith (Jodie Foster) lo saque de la casa para obligarlo a rehacer su vida. Es en este punto más bajo donde Walter encuentra un títere de castor, con el que asume otra personalidad que solo se comunica con los demás por medio del muñeco. Su esposa e hijo mayor no saben qué hacer al enfrentar al castor de acento australiano, pero deciden aceptar al muñeco pues el hijo menor de la familia está fascinado con el nuevo amigo de papá. Con el castor, Walter recupera su voz y empieza a descubrir cómo debe ser su vida.