“Mi camino a seguir fue Gardel, después vino el tango”

Para Ariel Ardit esta semana no solo se cumplen 80 años de la muerte de Carlos Gardel, se cumple su sueño artístico más esperado


Ariel Ardit

Además de encabezar, junto a la Orquesta Filarmónica de Medellín, un histórico homenaje al Zorzal criollo, en la Plaza Gardel y en el marco del IX Festival Internacional de Tango de Medellín, el cantante argentino, Ariel Ardit, alcanzó una de sus aspiraciones más anheladas. “Todos los proyectos que me he propuesto se han logrado, y uno de los más importantes se cumple ahora en Medellín, porque hace 20 años vi un homenaje de la Sinfónica de Toulouse a Gardel, sin cantante, y me dije: qué lindo sería hacer eso mismo, como cantor de tango”.

Desde que empezó a dar sus primeros pasos en el mundo musical en Argentina –y sobre todo desde que oyó cantar por primera a quien ahora rinde homenaje, con atención y con el oído de un estudiante de canto lírico que se concentra en la técnica– Ardit supo que quería ser como Gardel, aunque no necesariamente como un cantor de tango. Asegura que si el sujeto de su inspiración hubiera cantado boleros o hip hop, él estaría haciendo lo mismo y ese habría sido su sueño. La madre de Ariel, cantante de folklor, lo aconsejó bien para lograr el objetivo planteado: estudio y seriedad, ingredientes claves del éxito.

Y el éxito no ha sido esquivo. Su otro gran sueño fue vivir del tango, con orquesta propia. Los buenos resultados, que incluyen comenzar a cantar tangos en 1998 en el Boliche de Roberto, hacer su debut profesional ese mismo año con el trío de guitarristas de Norberto Pereyra, ingresar a la Orquesta El Arranque con la cual grabó 4 discos, recorrió toda la Argentina y más de 120 ciudades de Europa, Asia, y América, y galardones como el reciente Premio Gardel 2015 a mejor intérprete, o producciones musicales conmemorativas como Aníbal Troilo 100 años (2014), se debe, según Ardit, al convencimiento ciego y a la dedicación a un oficio que se disfruta plenamente. “Soy muy feliz y eso no tiene que ver con el dinero, tiene que ver con concretar los anhelos”, dice con gusto mientras descansa en uno de los ensayos con la Orquesta Filarmónica de Medellín.

El cantante, considerado el mejor exponente y la figura más popular del tango en la actualidad, luego del homenaje principal del 24 de junio en el Aeropuerto Olaya Herrera, presentará el concierto Eternamente Tango, el sábado, 27 de junio, junto a la Orquesta Filarmónica de Medellín en el Teatro Metropolitano, a las 6 pm, bajo la dirección de Gonzalo Ospina. En el repertorio los asistentes podrán escuchar los éxitos de Gardel y Troilo, y podrán ver a “alguien muy feliz, que cada vez que canta tango siente que eso fue lo que vino a hacer a este mundo”.