Metroplús responde a las inquietudes sobre el tramo del Campestre

La directora de transporte de Metroplús S.A habla sobre la construcción del deprimido, la afectación a los vecinos, las franjas que deberán aportar y los estudios hidrogeológicos


Loma del Campestre con la Avenida de El Poblado, sector donde se construirá el deprimido

Por Catalina Peláez

El deprimido de uno de los tramos de Metroplús, que se piensa construir para 2020 en la Avenida de El Poblado entre las calles 21 Sur y 12 Sur, con un giro sobre la loma de El Campestre, desde ya causa malestar en los vecinos del sector, en especial en los copropietarios del edificio Danzas PH, como lo reportamos en la edición 625 de Vivir en El Poblado.


< Aura Estrada, directora de transporte de Metroplús S.A

Al respecto, Aura Estrada, directora de transporte de Metroplús S.A., argumenta la necesidad de su construcción: “Este es un punto que, dentro del corredor Pretroncal Sur Medellín de Metroplús, fue considerado como neurálgico en materia de movilidad. En este momento hay un giro a la izquierda sobre la carrera 43A con la Calle 16 Sur (loma de El Campestre) en sentido Norte–Sur, y que tiene incidencia negativa en la movilidad”. La directora explica que en materia de urbanismo, el Departamento Administrativo de Planeación emitió un concepto en el que dice que la Avenida El Poblado es una vía arteria, y que sobre estas se debe evitar, en lo posible, infraestructuras a desnivel por el impacto urbanístico que representan, y porque cualquier intervención sobre la Avenida de El Poblado se convertiría en una barrera que segregaría el costado Occidental del costado Oriental. Una intervención así, según ese mismo concepto de Planeación, tendría otros inconvenientes como que el peatón hiciera “un sobrerecorrido para cruzar la avenida”. Siguiendo esos lineamientos, en el trazo vial definitivo y aprobado se contempló el deprimido que consiste en mantener el nivel actual de la carrera 43 A y soterrar bajo esta la conectante Norte–Oriente desde la Avenida El Poblado hacia la calle 16 A Sur, en un giro en L invertida.

El corredor Pretroncal Sur Medellín de Metroplús, del cual hace parte el deprimido, está conformado por tres tramos:
1. Avenida El Poblado (carrera 43A) entre calles 21 Sur y 12 Sur con 1,1 kilómetros de longitud, dos estaciones centrales y el deprimido sobre la loma de El Campestre.

2. Calle 12 Sur, entre la Avenida El Poblado (carrera 43A) y la Avenida Guayabal (carrera 52) con 1,8 kilómetros de longitud y dos estaciones centrales. En relación con el espacio público, este tramo es igual al anterior. Una de las principales características es que su estación en La Aguacatala permitirá la integración con el Metro y el futuro Tranvía de la 80.

3. Avenida Guayabal (carrera 52) entre calles 12 Sur y 15C Sur, en límites con el municipio de Itagüí, con seis kilómetros de longitud y una estación central.

Sobre las aguas
En relación con los estudios hidrogeológicos, que según la copropiedad del edificio Danzas PH no existen, la funcionaria aclara: “Ese estudio se va a adelantar, previo al proceso constructivo, pues no estaba dentro del alcance del contrato. El estudio también será un insumo que nos permitirá decir qué estructuras complementarias se deben construir para mantener esos flujos de aguas y, además, si estas tienen incidencia en la parte estructural del edifico Danzas y otros del sector”. También asegura que a finales de junio, Metroplús S.A. recibió por parte de EPM la aprobación del diseño de redes de acueducto y alcantarillado.

No se afectará estructuralmente el edificio Danzas PH
Una de las principales inquietudes expresadas por los vecinos del edificio Danzas PH son las fajas de terreno que deberán ser intervenidas, tanto en esta propiedad (según los copropietarios, la entrada principal vehicular del edificio desaparecería, al igual que la zona de antejardín sobre la calle 16 A Sur y parte del trazo del antejardín sobre la carrera 43 A) como en el Club Campestre (predio que los vecinos consideran tiene mayor capacidad para aportar terreno a la obra). Al respecto, Aura Estrada asegura que lo que se buscó con el proyecto fue tener una afectación equitativa y proporcional en cada uno de los predios. “El Club Campestre no solo tiene afectación por el deprimido, sino también sobre la sección vial de lo que le corresponde sobre la Avenida de El Poblado y también por la calle 16 sur”.

A la copropiedad Edificio Danzas PH también le preocupan los daños estructurales que pueda sufrir el edificio una vez comiencen los movimientos de tierra para la construcción de la obra. La funcionaria aseguró que la metodología constructiva, mediante la cual se ejecutará el deprimido, no afectará estructuralmente el edificio.