Medellín eligió sus 7 maravillas

 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 

El resultado final no fue sorpresivo: la mayoría de los sitios elegidos son bastante predecibles y conocidos por la comunidad, aunque, como es natural, no faltarán los lectores inconformes con alguno de los seleccionados.

El Metro y su Metrocable, el Jardín Botánico con su Orquideorama, el Edificio Inteligente, la Plaza Botero, el Museo El Castillo, la Estación del Ferrocarril y la Feria de las Flores, fueron los más votados por los lectores. Por otra parte, sitios como el Pueblito Paisa, el Hotel Nutibara y el Paseo Carabobo considerados grandes favoritos para llevarse una plaza entre los seleccionados, tuvieron muchos votos pero no los suficientes para integrar la lista de las 7 maravillas.

¿Respuestas curiosas o acertadas?

En las listas enviadas por los lectores de Vivir en El Poblado queda en claro que las maravillas de Medellín no son sus estructuras físicas o paraísos naturales sino elementos que pueden ser observados, palpados, degustados pero no precisamente visitados. Algunos se dejaron llevar por su pasión deportiva e incluyeron en sus listas al Atlético Nacional o al Deportivo Independiente Medellín. Otros hicieron gala de su regionalismo mencionando a la bandeja paisa, las mujeres o la amabilidad de las personas de estas tierras. Pero de este grupo de respuestas originales, aquella que obtuvo un mayor número de votos fue el excepcional clima de la ciudad, una característica que podría considerase más maravillosa que cualquier lugar o monumento, al ser verdaderamente algo extraordinario y poco común en el mundo.