Medellín, capital latina de la innovación en 2021

Entrevista
Medellín, capital latina de la innovación en 2021
Juan Camilo Quintero, director ejecutivo de Ruta N, habla sobre el Pacto Medellínnovation y los objetivos de esta iniciativa, relacionados con el desarrollo de la ciudad

quintero4

Ad portas de la firma del Pacto Medellinnovation, que busca congregar a empresas e instituciones alrededor de la innovación y subir la inversión en este rubro al 1% en el departamento, Juan Camilo Quintero, director ejecutivo de Ruta N, habla de este hecho y del panorama para innovadores y emprendedores en la ciudad.

Hacer que trascienda el premio

Una vez Medellín ganó el premio a la ciudad más innovadora en marzo de 2013, Juan Camilo Quintero, director ejecutivo de Ruta N, cuenta que “el alcalde de Medellín (Aníbal Gaviria Correa) tuvo la iniciativa de que el premio trascendiera y no se quedara simplemente en un premio, que fue el reconocimiento y hasta ahí llegó”. Razón por la cual, comenzó una estrategia integral de la mano de Ruta N, con los recursos obtenidos del 7% de los excedentes de EPM.

quintero2

“¿Por qué no montarle un plan a lo de la Ciudad más Innovadora?”. De este cuestionamiento surgió la estrategia Medellinnovation. Según Quintero, “armamos cuatro pilares”. En primer lugar, la realización del Medellinnovation Festival, cuya primera edición se realizó en el segundo semestre del año pasado. En segunda instancia, el Global Innovation City Forum, que se realizará el año entrante, para que representantes de diferentes lugares del mundo “cuenten sus mejores casos de innovación”.

Por otro lado, la consolidación del distrito de innovación, llamado Medellinnovation District. Y finalmente “armamos la primera plataforma de co-creación ciudanana que se llama Mi Medellín, donde los ciudadanos pueden participar a través de retos que tiene la ciudad”. A partir de esas cuatro acciones “empezamos a trabajar más seriamente la innovación”, complementa Quintero.

“Quisimos ir más allá”

A raíz de los resultados obtenidos con la implementación de esta estrategia de cuatro aristas, Quintero asegura que “ quisimos ir más allá”, e investigar cómo obtener mejores resultados. “Nos metimos un poco en los indicadores que tiene el mundo de cómo se mide el grado en el campo de la ciencia, tecnología e innovación en los países a nivel global. Y encontramos que uno de los principales indicadores es la medición sobre el Producto Interno Bruto (PIB)”.

El director de Ruta N asegura que nuestro país todavía está rezagado, ya que la inversión, con respecto al PIB, es de 0.58%, y en el departamento de Antioquia está en 0.75%, “mientras Corea del Sur está cercana al 4.5% del PIB”. Cuenta que “decidimos ponernos el reto de llegar al 1% del PIB. Eso nos pone por encima de la ciudades rezagadas”. Así que, el objetivo es llegar al 1%, “y después tratar de dar un salto al 2% para hacer de Medellín la verdadera capital de la ciencia, tecnología e innovación, que es la apuesta de Ruta N al 2021”.

Un pacto por la innovación

quintero5Para cumplir el objetivo de alcanzar el 1% del total del PIB de Antioquia, Ruta N invitó a empresas, organizaciones y, en general, a la ciudadanía a firmar el Pacto Medellinnovation. “Nos propusimos que el 9 de septiembre juntaríamos un grupo importante de ciudadanos, empresas y organizaciones de la ciudad para que firmaran el pacto diciendo que querían aportar y empezar a invertir más en sus organizaciones, en ciencia, tecnología e innovación, para que Medellín y Antioquia puedan llegar al 1% del PIB”.

Todos pueden hacer parte, pero el llamado principal es para el sector privado, uno de los actores importantes en el desarrollo y mejoramiento de las condiciones para innovadores. “El sector privado tiene que colocar cada vez más, porque la innovación es un instrumento, un vehículo que le va a dar mucha más competitividad a las organizaciones. Quienes no innoven tienen una gran tendencia a desaparecer. Entonces, lo que estamos buscando es que ellos pongan más”, expresa Quintero.

Sin embargo, aclara que “cualquier pueda pertenecer (al pacto) solamente manifestando su interés de empezar a tener actividades de ciencia, tecnología e innovación. Al firmar el pacto, simplemente nos envían su logo, una manifestación de que están de acuerdo con el documento y, automáticamente, entran a una medición que vamos a hacer con la Cámara de Comercio, anualmente, para medir el grado de gestión de la innovación de todas estas compañías”.

Además, “les vamos a regalar un diagnóstico muy rápido para que sepan cómo está el grado de innovación de sus organizaciones. Y de ahí, mediremos anualmente cómo está la inversión en esta área”, comenta Quintero, quien además dice que aquellos que muestren interés antes del 9 de septiembre serán los pioneros, pero después, “todas las organizaciones pueden hacer parte del pacto. Tendremos un gerente que se encargará de gestionar este tema permanentemente. Todo el que entre tiene acceso al diagnóstico, porque lo vamos a poner en línea”.

Características de la capital de la innovación

El objetivo de Ruta N es claro. Hacer de Medellín la capital latinoamericana de la ciencia, tecnología e innovación en 2021. Para esto, se debe pensar en muchos frentes para crear un ambiente seguro y propicio para el desarrollo intelectual y empresarial de las ideas de negocio de los innovadores actuales y futuros.

quintero3

Según Quintero, una ciudad que quiera seguir esta ruta debe tener unas características básicas. En primer lugar “una cultura de la innovación en torno a las personas. Yo siempre he creído que la innovación, más que de la tecnología, es de las personas que producen las innovaciones y el conocimiento”.

También “debe haber una muy buena base educacional. Que acá la gente sepa que hay oportunidades para formarse muy bien, que les va permitir tener una bases de conocimiento específicas, para poder entrar a hacer innovaciones de una manera más contundente”. Además, que “que haya una calidad de vida alrededor de la ciudad. Es decir, que acá haya parques, museos, centros recreacionales, bares; que haya buena clima y movilidad. Que se sienta la calidad de vida es fundamental”.

quintero1

Y finalmente, un estado que comienza a experimentar nuestra ciudad: “Que tengamos un entorno donde las instituciones, centros de gestión tecnológica, centros de transferencia tecnológica, investigadores, fondos de capital de riesgo, oficinas de transferencia, centros de desarrollo tecnológico, firmas consultoras de innovación y propiedad intelectual, y programas para la ciencia, tecnología e innovación confluyan y dinamicen el ecosistema de innovación”.

“Cuando uno tiene un ecosistema de innovación fuerte, lo que hace es que se vuelve un elemento atractivo. Un emprendedor sabe que tiene todas las posibilidades e instrumentos para poder sacar su emprendimiento o innovación adelante. Y eso hace que la ciudad vaya siendo más innovadora”, concluye Quintero.