Mayra es talento sobre el tablero

 
 
   
 Nacida en Bogotá pero criada en Envigado, esta estudiante del Colegio Cumbres, integrante de la Selección Antioquia de Ajedrez, también practica natación los sábados y abandonó el patinaje por el deporte ciencia: “Porque el ajedrez es mejor y el patinaje me quedaba muy pesado”. 
   
 Influencia familiar 
 La casa de la familia Ferreira respira ajedrez. Al fondo de la sala sobresalen trofeos, tanto de Mayra como de su hermano mayor Jorge Luis de 14 años. Isabel, su madre, guarda celosamente fotografías y recortes de prensa donde ha salido su hija, los protege perfectamente plastificados y organizados en una carpeta. En la casa tienen un pequeño salón de juego donde la pequeña practica, aparte de las clases con su entrenador Faiber Lotero, aunque su padre Jorge, apasionado por el deporte, siempre enfatiza diciendo, “vamos despacio, no queremos acelerar el proceso con la niña, que las cosas se vayan dando”, afirma.
Según él, las mejores cualidades de su hija sobre el tablero son: Agresividad, buena memoria, intuición y buenas aperturas. Sus inicios fueron al lado de su padre; cuando él iba a la liga a clases, ella se le sentaba en las piernas y miraba atentamente lo que sucedía sobre una mesa con fichas. “Lo que más me sorprendió fue cuando tenía 4 años, yo estaba jugando una partida, hice una jugada y la niña me dijo: Papi ahí no puedes mover porque estás en jaque. El otro se echó a reír y yo ni siquiera pensé que estuviera pendiente de la partida ni que entendiera”, indica su padre con acento santanderiano.
 
   
 Experiencia en ganar 
 Hoy, con 6 años y medio, la talentosa Mayra ya ha probado las mieles del triunfo muchas veces. Cuenta su padre, que comenzó en 2007 y “la gente decía que para qué la metían a jugar tan niña. Pero luego cuando tenía 4 años y medio fue la sensación, como en el Panamericano de ese año que ganó tres partidas y era categoría sub 6”.
Después vino 2008, su mejor año deportivo en el que se coronó campeona departamental sub 6 absoluto (niños y niñas), ganando todas las partidas; campeona nacional sub 6 en Bogotá, campeona absoluta Gran Prix en Barrancabermeja, y tercer lugar departamental en un semillero sub 8, cuando ella sólo tenía 5 años.
Este 2009 ha ganado todas las partidas de las eliminatorias del semillero, fue campeona nacional escolar sub 7 y tercera del sub 8. Por su capacidad, sus padres y su entrenador han decidido subirla a la categoría sub 8 y su próximo reto cruza fronteras. Mayra viajó el 14 de agosto a un Panamericano sub 8 en Argentina.
 
   
 Niñez ocupada 
 Con 6 años y medio de edad, Mayra Alejandra tiene más compromisos que muchos niños de su edad, sus padres son conscientes de ello y dicen darle libertad acerca de sus gustos. “Nosotros no nos adelantamos, dejamos que las cosas sigan su curso normal, que estudie y ella solita vaya viendo lo que le va gustando. Lo importante es apoyarla y estar con ella”, argumenta su padre.
La madre piensa igual, aunque cuenta detalles. “La niña está tan ilusionada con el compromiso que tiene en Argentina, que tenía una piñata, cosa que yo siempre le he respetado porque ella ante todo es una niña, pero este año le dijo a la amiguita que de pronto no iría porque tenía clase de ajedrez.”.
Mayra estudia en el colegio hasta las 3 de la tarde, 4 días a la semana tiene clases de ajedrez de 5 a 8 de la noche, y por si fuera poco es muy buena estudiante. Sus padres ante todo sueñan con formar una persona integral e inteligente a través del deporte ciencia, y si los resultados deportivos se continúan viendo, bienvenidos sean.