Máximo favorito para el Gran Oso de Lata

Siendo como son muy estrictos los criterios de selección, hay muy pocas obras que pueden ser nominadas a tan consagratoria dignidad. Los criterios han sido fijados por una academia secreta que también tiene a cargo la delicada tarea de calificar las obras postuladas, y son los siguientes:

  1. ¿La obra da señales claras de haber costado muchísimo más de lo que debía?
  2. ¿Podría haber funcionado mejor alguna otra opción radicalmente más barata?
  3. ¿No solo no resuelve el problema que debía resolver, sino que lo empeora?
  4. ¿Demolerla es aún más costoso que lo que costó construirla?
  5. ¿Genera diversos efectos secundarios negativos sobre la comunidad?
  6. ¿Los que la diseñaron (¿perpetraron?) no aparecen, sea para defenderla o para pedir públicamente excusas?
  7. ¿Pone a la comunidad a perder tiempo debatiendo qué hacer con ella?

¿En síntesis, la obra aspirante constituye un oso absoluto para la construcción de obras públicas en El Poblado? Esta columna se ha enterado, y esto como primicia mundial, de que la obra que cuenta con mayor respaldo de los miembros de la academia es (música de suspenso…abrimos el sobre…) ¡19 “Reductores” de velocidad en la Loma de los Balsos!

Calma, que el premio aun no se entrega, por el momento la obra es solo una de las nominadas. Mejor, antes de pasar a celebraciones, veamos si cumple los 7 criterios de la lista anterior:

  1. Cumplido. 19 muy buenas losas, en total más de 500 m2 de concreto, sin contar lo que costó demoler el pavimento anterior.
  2. Cumplido con honores. Luego de ardua investigación hemos constatado que para la época de construcción, año 2003, ya se habían inventado los policías acostados. Y que bastaba con 2 ó 3.
  3. Cumplido con honores. Son poquísimos los vehículos que disminuyen la velocidad. Casi todos la aumentan, haciendo la vía aun más insegura.
  4. Cumplido. Además, ¿quién aprobará un presupuesto para demoler las dichosas 19 losas y luego pavimentar decentemente?¿Será mejor rellenar las ranuras?
  5. Cumplido con máximos honores. Ruido todo el día, toda la noche, ruido que se siente a más de 2 cuadras (¡ya los llaman resonadores!). Vía más insegura que antes, vehículos afectados por la vibración, etcétera.
  6. Cumplido. Pero en algún momento vamos a convocarlos, distinguidos señores de la anterior administración municipal, de lo contrario, ¿quién recibirá la estatuilla en la noche de gala?
  7. Cumplido. Sobran comentarios. No más debate.

De 7 criterios posibles, 7 cumplidos, y algunos con honores, ¡algo nunca visto! ¡Peor imposible! ¡Indiscutible favorito para el Gran Oso de Lata!

No obstante el claro favoritismo de esta magna obra, aún hay tiempo para recibir postulaciones de otras obras ubicadas en El Poblado. Los interesados podrán hacerlas llegar por el medio que prefieran a este periódico. La academia las estudiará con total imparcialidad y a su debido tiempo emitirá el veredicto final.

Info@vivirenelpoblado.com

Otros artículos recientes

Empezando por la prioridad número 42 (Edición 316)

Contra toda evidencia, pero certificados (Edición 315) 
¡Tan malo, que hasta una acera se le cae! (Edición 314)