Máxima adrenalina entre las montañas

   
  
  
   
 En el municipio de La Ceja, en un ambiente campestre, tranquilo y amplio, Emiliano Toro disfruta de su pasatiempo preferido: los deportes. Juega fútbol, monta en cuatrimoto y practica el esquí cuando va a la represa de El Peñol. Pero desde hace seis meses, este joven de 14 años conoció un deporte que lo dejaría “flechado”, una actividad que encierra lo que le gusta, velocidad, vértigo y mucha habilidad. Se trata del mountainboarding, el cual conoció por la influencia de un amigo que se lo mostró a través de Youtube, donde pudo ver cómo se practica y el auge que tiene en Estados Unidos.
“Yo no conozco a nadie más que lo practique en Medellín o por aquí, desde que vi los videos tomé la decisión de practicarlo y por eso tocó mandar a traer la tabla”, dijo Emiliano.
En su casa, él y su hermano Gregorio construyen rampas improvisadas para que Emiliano sea impulsado desde una cuatrimoto y entrene saltos y demás trucos. Así, con su tabla especial y en un ambiente propicio en su hogar, Emiliano espera mejorar su técnica para que sea invitado a eventos importantes, haciendo lo que le gusta, bajar por pendientes con terreno destapado, saltar, girar, caerse, su máxima representación de libertad.

Sus modalidades
El espécimen del mountainboarding es una patineta un poco más larga a la tradicional del skate, en fibra de carbono, con ruedas todoterreno de 7 ó 9 pulgadas y con dos trucks resistentes a los más potentes saltos. Además, la parte superior de la tabla tiene correas que sujetan los pies del deportista, para que no pierda el control de la tabla a pesar de ir por terrenos rocosos o trochas.
Las competencias son básicamente en tres modalidades. Downhill, que consiste en un descenso de más de un kilómetro con obstáculos, dando como ganador al que complete la ruta en menos tiempo posible. Para esta especialidad, tanto como para las demás, es fundamental la protección con casco, rodilleras, muñequeras y body armour. También está el boardercross, donde compiten entre dos y cuatro personas en una pista especial, y el freestyle que es un circuito para que el deportista realice trucos en determinado tiempo y sea calificado por jueces.

Mountainboard Colombia
Esta disciplina deportiva que apareció en Colorado Estados Unidos, en 1992, desde hace cinco años cuenta en nuestro país con una comunidad que se preocupa por reunir a quienes lo practican, para convocarlos a competencias y que poco a poco el deporte tome fuerza. Luis Soto, creador de Mountainboard Colombian Community, expresó que “la comunidad nació porque yo venía con la idea de practicar un deporte alternativo, y luego de vivir fuera del país un tiempo, lo asumí. Cuando volví compré mi primera tabla y comencé vinculando gente de la familia, luego los amigos se fueron enterando y salíamos a montar. Ya fuimos a nuestro primer campeonato internacional en Brasil en diciembre”. Para Luis, la geografía colombiana es para aprovecharla, por eso realizan eventos en Soacha, Villa de Leyva, y en las afueras de Medellín, Tunja y Bucaramanga.