Matrimonio Moore-Donner

Matrimonio Moore-Donner

En medio de una escenografía campestre, llena de fresca vegetación y coloridas flores, sellaron su pacto de unión matrimonial Sandra Moore Velásquez y Tjebbe Donner, entre acordes celtas interpretados por La Montaña Gris y la oración sentida del Pastor Cristiano Diego Cardona. Ciento cincuenta invitados se dieron cita para homenajear a la pareja en una fiesta muy carnavalesca y original, ofrecida por los papás de Sandra, señores Tomás Moore Motta y Victoria Velásquez Posada, en la que ni las lluvias de ésta época pudieron opacar, tal vez debido al ánimo de los novios pero, muy seguramente también al gran número de amigos artistas y músicos de la pareja, los que deleitaron la tarde y la noche con diversos ritmos y sonidos particularmente llamativos para los papás y amigos cercanos de Tjeebe, venidos desde Escocia, su tierra natal. Sandra lució un traje blanco, que marcaba mucho su silueta, diseñado a dos manos por ella misma y por Consuelo Restrepo. Como era de esperarse, el novio lució la típica Kilt, esa falda a cuadros que los escoceses reservan para los momentos más especiales de su vida. Como viaje de bodas la pareja eligió la Argentina, de donde regresaron para fijar su residencia en Medellín.