Marta de Peroni

Marta de Peroni
Ofrecer auténtica cocina italiana con amore e ingredientes de altísima calidad, ha sido la clave del éxito y de la permanencia de Tramezzini. Este restaurante, hoy situado en Oviedo, es atendido y administrado por una familia ítalo-colombiana que trabaja unida para brindar a los comensales una experiencia para el recuerdo.

Su chef y creadora es Martha Ofelia de Peroni, quien estudió gastronomía en Italia. Su primera escuela fue su familia política, en particular su suegra, de quien aprendió muchos de los secretos de las artes culinarias tradicionales de ese país.
En esta edición de La Buena Mesa sobre maridaje, nuestro sugerido es el antipasto assortito, una entrada del restaurante Tramezzini, perfecta para disfrutar acompañada de un buen vino.

Antipasto assortito
(para 2 personas)

Ingredientes

3 rodajas de berenjena asadas.
2 tomates secos.
Una rama de apio.
Un pimentón.
Una zanahoria.
3 rodajas de zucchini.
Media cebolla roja.
2 cucharadas de champiñones.
2 triángulos (de un buen tamaño)
de queso mozzarella.
Prosciutto al gusto.
Salame al gusto.
2 dientes de ajo.
Vinagre balsámico.
Sal.
Pimienta.
Azúcar.
Limón.
Una hoja fresca de albahaca.
Pan campesino italiano.

Preparación
Ponga las rodajas de berenjena en un bol con agua, sal, limón, durante una hora, para disminuir el sabor amargo natural de esta verdura y suavizar su textura. Luego, después de secarlas, debe asarlas a la plancha con un poco de aceite, sal y pimienta, durante un par de minutos.
Pique la zanahoria en rodajas, para luego asarlas a la plancha con los dos dientes de ajo, aceite, sal y pimienta, durante un par de minutos. Repita este proceso con el apio y el zucchini, pero sin incluir, en ambos casos, el ajo. Sofría los champiñones con aceite de oliva, vinagre, perejil, sal y pimienta, durante dos minutos.
Ase el pimentón en el horno, para que la cáscara se despegue. Déjelo reposar hasta que se enfríe, para luego pelarlo y cortarlo en julianas. Áselas en una sartén con un poco de aceite balsámico, sal y pimienta.
Pique la cebolla en julianas. Póngalas al fuego en agua, vinagre, azúcar y sal, dejándolas hervir durante dos minutos.
En un plato distribuya uniformemente, y a su gusto, las rodajas de zanahoria, berenjena, apio, zucchini; los champiñones, el prosciutto, el salame, las julianas de cebolla, los tomates secos y los triángulos de mozzarella. Decores estos últimos con una hoja fresca de albahaca. Sirva este antipasto, acompañado de pan campesino italiano.