Marleny, la gata que unió a una comunidad

adopción

Los vecinos de la unidad La Cumbre, en el sector del Colegio Marymount, se unieron en torno a la adopción de Marleny, una gata que llegó herida y encontró en los residentes un lecho de protección. Con una consulta por medio de firmas, lograron mantener al felino. El acuerdo consiste en que cada vecino hace aportes para su cuidado.

Una “criollita” que no solo se ganó el corazón de 53 vecinos del edificio, sino que también los unió como comunidad. Y es que el felino apareció de la nada con lesiones, en medio de los árboles y arbustos que rodea el conjunto residencial.

Publicidad

El acontecimiento fue tal, que los empleados de La Cumbre buscaron ayuda con los vecinos para atender al animal. Esta muestra de atención hizo que Marleny escogiera como hogar los alrededores de la edificación.

En los inicios de su llegada, algunos habitantes se opusieron a que la mascota se quedara merodeando las zonas verdes y los parqueaderos. Sin embargo, el amor por los animales y la iniciativa de hacer respetar sus derechos fue más fuerte. Fue así, como entre Cristina Torres y otros vecinos realizaron una consulta a través de firmas para decidir si el futuro de Marleny siguiera siendo este edificio.

En total 53 residentes votaron a favor de mantener a Marleny, muchos de los vecinos se comprometieron a sus cuidados, uno pagó sus gastos veterinarios, otra su esterilización y así la mantienen, como una reina.

Este proceso de convivencia fomentó la unión entre los vecinos, antes era poco común el saludo en el ascensor, ahora Marleny siempre es un tema de conversación.

 

Publicidad