Mario Veléz

Autoagresión como símbolo artístico
¿Qué debe hacer un artista colombiano cuando autoridades de otro país dañan a puñal sus cuadros sólo para comprobar que no lleva droga? Carlos Mario Vélez tuvo la respuesta perfecta después del impasse con las autoridades extranjeras.


¿Qué debe hacer un artista colombiano cuando autoridades de otro país dañan a puñal sus cuadros sólo para comprobar que no lleva droga? Carlos Mario Vélez tuvo la respuesta perfecta después del impasse con las autoridades extranjeras. La solución, simple, autoflagelar del mismo modo sus obras pero en la pintura misma, con elaborados espacios que irrumpen en el lienzo, aunque sólo con rasgaduras logradas con el color y la forma. “No Somos de Azúcar” y “Evidencias” son los nombres escogidos por el artista para exponer estos cuadros inspirados en aquel incidente. Las obras, que han sido expuestas en Europa y en Colombia llegaron a Miami este mes y aún se pueden apreciar en New York hasta el 19 de febrero. Las obras de Carlos Mario Vélez ilustraron cuatro de las últimas seis portadas de Vivir en El Poblado.

 
 
Publicado en la edición 405, enero 15 de 2010
 
   
 
Autoagresión como símbolo artístico