María Isabel Jaramillo

María Isabel Jaramillo

La seducción que produjeron las imágenes de Nueva York en María Isabel Jaramillo realmente han debido ser definitivas para su vida. Seguramente por el gran contraste de su personalidad serena y tranquila con aquellas bulliciosas y rápidas escenas que se transcurren cotidianamente en la Gran Manzana. Esa mezcla precisamente le ha dado un equilibrio que le permite remozarse y reiventarse sin que ello obste para su rápida toma de decisiones y de exploración. Desde su viaje inicial, en 1999, esta publicista de la Bolivariana, de todas formas, tenía claro que sus ideales estaban fincados en la parte gráfica y en la ilustración, ramos en los que muy afortunadamente se ha podido desempeñar desde el principio de su vida en los Estados Unidos, donde ha tenido también la oprtunidad de viajar a diferentes y distantes parajes a través de los cuales ha podido alimentar su extraordinaria capacidad creativa que desde hace poco más de tres años la ha ubicado como Directora de Arte de dos de las publicaciones de la prestigiosa marca: Max Graphics, especializada en ediciones médicas y de salud. La historia de Manizo en Nueva York es una historia que ella misma no se esperaba, no había sido su pretensión establecerse allí. Pero como a muchos, la magia propia de esa ciudad la inclinó por convertirla en punto central de su vida.