Marchas antitaurinas

El propio Secretario de Gobierno, Alonso Salazar, dijo que había concedido autorización para protestar a la Corporación Raya con la condición de respetar a los asistentes, a la autoridad y no desatar disturbios. “Ya sabían los antitaurinos que si faltaban a sus compromisos no tendrían autorización para nuevas manifestaciones. Sin embargo, agredieron verbalmente a los asistentes, lanzaron pinturas contra la policía y ocasionaron daños a más de treinta vehículos, a los cuales les rompieron vidrios y les rayaron la carrocería con palabras y símbolos agresivos”.

Al respecto la gente de Raya expidió un comunicado en el que manifiesta que “no tiene ninguna responsabilidad en estos hechos vandálicos y los 5 miembros de la misma que estábamos presentes en la manifestación nos pronunciamos de forma pacífica y respetuosa, comprometidos con nuestros derechos y los de los demás, cumpliendo con los preceptos e ideologías de la Corporación que se refieren al respeto a los demás seres vivos. Los integrantes de la entidad presentes fueron: Juliana Ríos Barberi, Catalina María Yepes, Catalina Ríos Barberi, Tomás Tintinago y Verónica Jaramillo (…) Las intenciones de la corporación siempre han sido manifestar de una manera pedagógica el desacuerdo con el disfrute del espectáculo taurino, en ningún momento indisponer a la comunidad taurófila ni con insultos, ni con agresiones físicas violentas a su persona o a sus bienes. Por el contrario, lo que se busca es seducir de una manera civilizada y fraterna a la comunidad a que no promueva ni participe de este espectáculo”.

El Secretario de Gobierno dijo que por los daños ocasionados a los vehículos se encuentra detenido Willington Loaiza Cartagena, de 18 años de edad, quien será puesto a ordenes de la Fiscalía.