Manuela, la arquera goleadora de la Copa Nosotras

Copa Nosotras
La Copa Nosotras reúne niñas entre 9 y 13 años.

El sábado pasado inició la Copa Nosotras que reúne a 1.000 futbolistas en todo el país. Asistimos al primer partido entre el Montemayor y Manyanet.

Por: Sebastián Aguirre Eastman / sebastian.aguirre@vivirenelpoblado.com

“Nos fue bien, antes perdíamos por once y hoy solo por uno”. La expresión de la madre de una de las futbolistas del Montessori resumió el juego entre su colegio y el Manyanet, que abrió la programación de la Copa Nosotras en las canchas del Señor Gol, en Envigado.

Publicidad

Ganó el equipo de Belén por una anotación de penal de su arquera Manuela Estrada, una chica de 12 años que desde hace siete juega al fútbol en Formas Íntimas, uno de los clubes más fuertes del ámbito femenino en Medellín. También, desde los ocho años pertenece a la academia Cancerberos -uno de sus socios propietarios es David Ospina, el portero de la Selección Colombia-, y por ello su talla y su calidad marcaron la diferencia.

Su mamá, Teresa Arias, fue una de las aficionadas que sufrió el partido desde la tribuna, que se colmó para ver este, el primer partido de un evento que ya un semillero con tradición en el país (se juega además en Bogotá y Cali).

 

Alegría en la cancha, desespero en la tribuna

De entrada, al ingresar los equipos en cancha para el calentamiento se notó cierto desequilibrio en las tallas y las edades de las jugadoras. Manuela tenía 12, pero en el Montessori algunas de las suplentes mencionaron tener nueve y diez años.

El papá de Natalia Mejía, arquera del Montessori, se encargaba de preparar a su hija. “El capitán tiene que hablar mucho”, le decía mientras sus compañeras escuchaban las indicaciones del entrenador.

“!1-2-3 Montessori!”, gritaron todas. Y salieron a jugar. No sin antes hacerse la foto entre los dos equipos. En la tribuna los papás del Manyanet eran más bullosos, pero de a poco la hinchada contraria se fue animando.

Un saque de banda mal ejecutado fue corregido por la juez. “Concentradas pues”, dijo un papá del Manyanet que comenzaba a sobresalir porque parecía él quien las entrenara. Su hija, Isabel, era a quien más le dirigía sus indicaciones.

“No suban todas, hasta la mitad”, y las niñas lo miraban de vez en cuando, ellas que hacían esfuerzos por intentar tocar la pelota, que iba y venía de cancha a cancha.

La Copa Nosotras se juega en dos categorías: infantil y juvenil.

Mamás, porristas y papás, en rol de DT

El juego continuó y Manuela, la arquera, era quien más intentaba anotar desde su propio arco. Una mano que la juez pitó como penal la acercó a su objetivo, y no falló. Uno a cero, arriba Manyanet. “Golazo de mi reina”, aplaudía Teresa, feliz.

La 10 del Montessori, Isabel, comenzó a destacarse en cancha, y los padres del rival lo advirtieron. “Márquela por detrás”, indicaba el padre de Sofía.

Llegó el entretiempo, y en la tribuna, papás a un lado y mamás al otro. Ellos intentaban ver cómo sus equipos podían mejorar y ellas enviaban ánimos a sus hijas.

En la segunda parte, Manuela continuaba intentando hacer goles con su saque, pero la mayoría pegaban en la malla del techo. “¡Que no le pegués tan duro!”, se desesperaba Teresa. La niña mantenía la calma. Sabía lo que hacía.

“Métanla a Cancerberos, para que aprenda las técnicas, que atrape bien el balón, eso le sirve”, sugería Teresa a los papás de Natalia, la arquera del Montessori, que en un par de disparos soltó el balón.

Un tiro del Montessori pegó en la malla exterior, el balón regresó a la cancha, la juez no se dió cuenta, y en la tribuna los ánimos de algunos papás se encendieron. “Mala, perversa, esa sí no la pitás”, recordándole el penal que pitó en la primera parte. “Está palomiando”, apuntó otro papá.

Con un par de llegadas tímidas del Montessori concluyó el juego. Ambos equipos salieron felices. Los entrenadores abrazaban a las niñas, que corrieron a saludar a sus papás. Volverán el próximo fin de semana, con su alegría y espontaneidad. ¡Vaya a verlas!

 

¿Dónde y cuándo se juega la Copa Nosotras?

La Copa Nosotras se juega en dos categorías: infantil y juvenil. Los partidos se disputan los fines de semana en Indesa Sur (Sabaneta), colegio Benedictinos y Señor Gol. En Medellín participan 32 equipos.

La programación se puede consultar en Instagram, @copanosotras.

Publicidad