Mamm: más que obras en el muro

Un museo para todos
Mamm: más que obras en el muro
El museo se desborda por las paredes invitando a vivir mucho más que sus exposiciones

Grupo NarcosJorge BejaranoLa ciudad y los niños. Foto cortesía Mamm

Nadie desconoce las grandes exposiciones en la trayectoria del Museo de Arte Moderno de Medellín. No obstante la lucha de este ícono va más allá. Quiere convertirse en lo que muchos desde ya conocen y disfrutan, pero tantos otros olvidan o ignoran: un eje cultural que integre la ciudad.

Jorge Bejarano, director de educación y cultura del Mamm desde hace cuatro años, y su equipo, son los encargados de dicha tarea. Este conocedor de arte y de gestión cultural le explicó a Vivir en El Poblado en qué consisten los diversos programas del Mamm. “El museo es privado pero con una vocación profundamente social y pública”, dice, y agrega que el imaginario que se tiene de este sitio como espacio solo para élites, no tiene razón de ser.

Mueran HumanosComic, fazine e impresión en el taller de TruchafritaNoche extendida con
El colegio del cuerpo

El Mamm en tu territorio
Diseminar en la ciudad y el departamento la propuesta educativa y cultural del Mamm ha sido una labor fundamentada en dos actividades. La ciudad y los niños funciona desde hace cuatro años realizando procesos de formación con niños entre los 8 y 12 años, de barrios como Villatina, Las Estancias, Santo Domingo Savio y La Iguaná. Con la participación de organizaciones culturales de cada barrio se trabaja convivencia, medio ambiente, patrimonio, arte y literatura por medio de actividades pedagógicas. Una mola gigante, por ejemplo, compuesta de diferentes obras de niños con su imagen de la ciudad, es uno de los resultados de estos encuentros.

Así mismo, La maleta viajera, llena de diferentes copias, a escala, de la colección del museo y dispositivos pedagógicos, llega a escuelas rurales. Desde hace tres años el Mamm ha repartido 70 maletas en 17 municipios antioqueños para aportar en la construcción de conocimiento en espacios educativos a partir de las artes.

El Mamm en tu casa
En su sede de Ciudad del Río la programación del Museo de Arte Moderno no cesa. Desde hace cinco años el programa Pasaporte al Arte abre un espacio para que cualquiera oiga de viva voz a artistas nacionales e internacionales, creadores de cultura, curadores, arquitectos o diseñadores sobre sus procesos más destacados.

Con el ánimo de promover el cruce entre arte y tecnología, nació El Puerto, un laboratorio con conferencistas invitados para la investigación y creación de proyectos que integren arte y medios digitales con fines comunitarios.

Cinema Ciudad del Río, los primeros tres viernes del mes, integra ciclos de cine con los contenidos de las exposiciones temporales. En ocasiones es el espacio para el lanzamiento de películas y documentales.

Para los más jóvenes existen los talleres de arte Creativos Mamm, el segundo y último sábado de cada mes, donde niños entre 7 y 14 años aprenden de la mano de talleristas del museo o invitados especiales. Estos talleristas pertenecen a la Escuela de Mediadores, un programa de investigación del museo con estudiantes de escuelas de humanidades y artes para el diseño y creación de programas.

La Noche Extendida por su parte, propone un uso cultural de la noche en el museo, en el que se viven conciertos, conferencias, lanzamientos o danza el último viernes del mes.

Buen amigo
El museo también apoya otras organizaciones. Con el Museo Móvil, compuesto de réplicas de las colecciones y exposiciones temporales, lleva el arte a otros espacios y comunidades. Trabaja con instituciones de Colombia y del mundo para dar a conocer la obra de la maestra Débora Arango. Se une a eventos de ciudad como la Fiesta del Libro o los festivales de poesía y cine, a otros museos, galerías y casas de arte. Y los sábados, en Cámara FM 95.9, emite Radio Fundiciones, un programa que va por la emisión 90 para la discusión de temas culturales.

Sobra entonces cuando Jorge Bejarano asegura que el interés es motivar a la gente y que todos encuentren siempre algo nuevo que les guste: “No nos interesa nada más que participen”. Eso queda claro, más si casi la totalidad de las actividades son gratuitas. Pero el reto es continuo, para el museo y el público. El jueves, 16 de mayo, es una de las mejores oportunidades para reconocer el trabajo de esta institución haciéndose Amigo del Mamm.