Malía, un nuevo talento musical

    Malía, un nuevo talento musical
    Una mujer dedicada y soñadora, es una de las precursoras del pop country en la ciudad. Una ingeniera que ama la música

    María Cristina Oquendo es la ingeniera de producción de la Universidad Eafit, la que trabaja tiempo completo en una empresa de soluciones tecnológicas, responsable y organizada. Lejos de su oficina es Malía, la mujer romántica de 24 años que vive intensamente, que recoge historias y pule de a poco su proyecto más ambicioso, ser una gran cantante y hacer lo que le gusta: música.

    Egresada del colegio Santa María del Rosario y vecina de la loma de Alejandría, Malía es una mujer sensible y agradable, de voz suave, que asegura que su profesión y la música combinan perfectamente y la han hecho crecer como persona.

    Demostrar que se puede
    Dice María Cristina que en su colegio es reconocida como “la niña que canta”. Cuenta que una vez una compañera de estudio y su papá la animaron a cantar en un bar sin que ella estuviera plenamente convencida. Desde eso notó los buenos comentarios del público, siguió enseñando lo mejor de su voz en reuniones familiares y ahora tiene en la música su proyecto de vida. “Hace un año que estoy más metida en esto. El pop country es un género muy nuevo que contiene mucho instrumento y resalta la voz”, explica.
    Admiradora de la actriz caleña Diana Hoyos, quien incursionó en el mismo género musical, y de la cantante británica Adele, Malía indica que aún no cuenta con apoyo económico suficiente y que todo lo hace con inversión propia con un equipo de profesionales. “Con la gente que trabajo queremos demostrar que se puede hacer. Es alentar a otros artistas y decirles que no solo surgimos musicalmente firmando con alguna disquera. Es importante encontrar personas bien intencionadas y, sobre todo, hacer las cosas con amor y pasión”, dice.

    Profesionalismo que promete
    Actualmente Malía cuenta con un equipo de fotografía, diseño, con Andrés Cardona su mánager, y los productores que realizaron el video de su primer sencillo lanzado este año: De repente.
    “Hay personalidades del país que han estado interesadas en mi proyecto. Por ejemplo César Escola y Connie Medina, quienes están trabajando con la entrenadora vocal de Pink. Yo quiero hablar con ella para que se vuelva mi profesora vocal”, destaca Malía.
    Asegura que cuando produzca más canciones, serán líricas a lo positivo del amor. Aunque ya promocionó en algunos canales de televisión su videoclip De repente, espera lanzar otro sencillo y definitivamente incursionar en el mundo de la composición.
    Así, entre números en su oficina y notas musicales por fuera de ella, María Cristina espera algún día dedicarle la mayor parte del tiempo a su verdadera esencia. “Soy muy feliz con mi trabajo, pero es obvio que la música me jala mucho más y cuando el proyecto requiera más atención y tiempo de mi parte, tomaré decisiones. Por lo pronto, estoy bien compartiendo las actividades”.