Malambo, el Basenji

Altura: el macho 43 centímetros y la hembra 40. Peso: el macho 11 kilos y la hembra 9.5. Colores: negro; negro y blanco; rojo y blanco; negro, fuego y blanco; leonado y blanco; rojo con rayas negras.  Promedio de vida: 10 años.


Característica especial: su cola enroscada, con uno o dos anillos. Característica especial II: entran en calor una vez al año y nacen entre mayo y junio. Tenga en cuenta: necesita mucho ejercicio. Relación con los niños: excelente. Relación con otros perros: buena. Carácter: inteligente, independiente, afectuoso, alerta, reservado con los desconocidos, poco obediente.

 
 Malambo, el Basenji
Son tan excepcionales los hábitos de aseo del africano Basenji que se le ha descrito como “un gato atrapado en el cuerpo de un perro”. Se ocupa de su limpieza, entonces no suele necesitar que lo bañen, incluso casi no despide olor corporal.A esa condición se le suma lo novedoso de su ladrido, un sonido propio muy diferente del célebre “guau”: imagínese una combinación de risa ahogada con vocalizaciones como de los cantores tiroleses.


El Basenji es clasificado entre los perros de tipo primitivo y se le considera progenitor de las razas terrier. Es tan antiguo que hay restos arqueológicos egipcios suyos de 5000 años a. de C. En 1870 exploradores europeos lo descubrieron entre tribus del Congo y Sudán, las cuales lograron mantenerlo puro. Hacia 1930 los ingleses lo introdujeron en Europa para explotar su gran capacidad para rastrear pistas. No obstante, le gustan tanto la vida familiar y los niños que sin duda los prefiere a las labores de la cacería.De aire pensativo, debido a las arrugas de su cabeza, y de andar muy similar al del caballo por lo largos de sus miembros, el Basenji es una mascota ideal solo si se tienen buenas cuotas de tiempo, compromiso y compresión.