Lucio, Carbón y Vino: Felipe González

Lucio, Carbón y Vino: Felipe González
Desde el mismo día en el que abrió sus puertas, el éxito de Lucio, Carbón y Vino, ha sido rotundo. Un negocio familiar de cuatro arquitectos interesados en crear un sitio con un concepto de cocina muy básico, en donde el énfasis recae en las preparaciones bien efectuadas y en los ingredientes, todos ellos de primerísima calidad.

Cortes de carne madurados a la perfección, pescados, tapas y entradas, entre otras delicias que hacen agua la boca, componen la carta de este restaurante, ubicado en el barrio Jardines, en Envigado. Decorado con periódicos de todo el mundo, uno de los atractivos de Lucio es que en sus pantallas presenta viejas imágenes de Medellín y otros parajes de Colombia, pertenecientes en su mayor parte al invaluable archivo del prestigioso fotógrafo Mario Posada.
El chef y uno de sus propietarios, Felipe González, o “Lucio”, como todos lo conocen, nos brinda en esta edición de La Buena Mesa una receta sencilla y sabrosa: ojo de bife a la parrilla.



Ojo de bife a la parrilla

(para 4 personas)Ingredientes
Ojo de bife 1.4 kilogramos.
2 tazas aceite de girasol o de maíz.
Sal y pimienta.

Preparación
Retirar el exceso de grasa de la carne. Para porcionar, haga cortes transversales de tres a cuatro centímetros aproximadamente, para de este modo conseguir porciones de 350 gramos. Con la parrilla bien caliente y buenas brasas, lleve la carne al fuego, empezando siempre por el lado con más grasa. Cuando la carne empiece a tomar color, voltéela y séllela bien por todos los lados, así asegurará que conserve todos sus jugos y sabores, con una cocción total de entre nueve y doce minutos como máximo para garantizar un término bien jugoso.



Vegetales salteados

(4 personas)

Ingredientes
100 gramos de papa criolla.
100 gramos de tomates cherry.
100 gramos de zanahoria baby.
100 gramos de guisantes.
100 gramos de mazorca dulce.
8 espárragos.

Preparación
En una olla de agua hirviendo cocine la papa criolla y blanquee las zanahorias, la mazorca y los espárragos.
Es muy importante pasar los vegetales ya blanqueados por un bowl con agua helada. Esto ayuda a que queden crocantes y no se pasen de cocción.
En un wok bien caliente, con aceite de oliva, comience a saltear los vegetales en el siguiente orden: primero las papas, las zanahorias y los tomates, seguidos por los guisantes y la mazorca, por último, los espárragos. Condimente con sal y pimienta al gusto.