Los veinte años de Prolírica de Antioquia

Un esfuerzo de dos décadas para llevar a todos la magia de la ópera y la zarzuela

“Todo en la vida empieza por la gratitud. Eso es lo primero que debo decir”. Así se refiere Luis Carlos Rico, director de Prolírica de Antioquia, a esta fundación que hace 20 años creó junto a su esposa, la soprano argentina Elisa Brex, y por la cual han pasado 413 solistas.

A la ópera llegó desde niño. Nació en Ciudad Bolívar y allí, por su padre, él y sus siete hermanos conocieron el maravilloso mundo de la ópera, la zarzuela y la opereta. Recuerda cuando venían a Medellín a los teatros Junín y Pablo Tobón a ver las compañías que visitaban la ciudad.

El sueño nació en Lima cuando estaba joven: “¿Qué se sentirá tener una compañía de zarzuela en Medellín?, pero, ¿cómo, si no tengo dinero?”, fueron las preguntas premonitorias que se hizo con cierta tristeza. Para entonces vivía en Argentina y estaba de gira por América Latina con la compañía de zarzuela de Dionisio Riol. A Argentina llegó en 1974, y conoció a Elisa Brex el día que una cantante se enfermó y el director tuvo que buscar un reemplazo en el Teatro Colón de Buenos Aires. Hace 23 años los dos llegaron a Medellín a hacer lo que llevaban en el alma: la vida del teatro.

Gisela Civic
Elisa Brex

Su primer espectáculo, Vuelve la lírica, lo realizaron en 1992, e incluyó la evolución de la canción italiana mediante los grandes maestros del género, como De Curtis, Rossini, Verdi, Giacomo Puccini y Pietro Mascagni, entre otros.

En 1994 comenzaron las Temporadas Internacionales de Zarzuela en el Teatro Pablo Tobón y allí se pudieron ver Luisa Fernanda, La del Soto del Parral, Los Gavilanes y la Antología de Zarzuela Española. Cuando el teatro dijo que no podía continuar con este proyecto, Elisa y Luis Carlos insistieron en la tarea. “Es un orgullo dejar esta herencia a mi tierra. Somos la única entidad cultural de Medellín y de Antioquia del género lírico que permanece tanto tiempo y ofrece un espectáculo propio de las grandes capitales del mundo”. Pero esta ha sido una labor difícil: “Hemos sido bien recibidos en la Alcaldía y la Gobernación, pero también tengo que decir que nos hemos quedado sin apoyo en varias oportunidades”. Y repite su adagio preferido: “Hay que morir en casa grande aun cuando el entierro sea pobre. Yo he soñado una Prolírica muy grande”.

Dante Ranieri
Luis Carlos Rico

Después de 20 años, la Alcaldía de Medellín les entregará una nueva sede, la cual esperan recibir en octubre. Estará ubicada en el barrio Santa María de Los Ángeles, vecina a la Casa Teatro El Poblado.

“Nadie ama lo que no conoce”
Existe una concepción de la ópera que la Fundación considera equivocada y ha querido desestimar. “Se cree que es de élites, pero es y debería seguir siendo un espectáculo popular. Es teatro cantado inspirado en grandes obras de la literatura que están a prueba del tiempo”, explica Luis Carlos. Por eso tienen sede en la comuna 8 en alianza con la Corporación Celestial Symphony, donde además de compartir el arte lírico con todos los estratos sociales, hay un coro de 800 niños. También, unos 48 mil niños y jóvenes de escuelas públicas han participado de conciertos didácticos gratuitos.

¡Va a ser un festejo!
El concierto para celebrar los 20 años de Prolírica, el 19 de septiembre en el Teatro Metropolitano, será semiescenificado. Solistas, actores, los coros dirigidos por Gabriel Rodríguez y Agustín Tamayo, y la Orquesta Filarmónica de Medellín –dirigida por el argentino Dante Ranieri–, narrarán la historia de la Fundación. Luis Carlos y la soprano Gisela Zivic (hija de Elisa) construyeron el guión. Gisela, además de cantar, es ejecutiva y productora de la compañía. Para este aniversario transmitirá toda la energía del personaje. “Yo me hago toda una cosa en la cabeza impresionante”, expresa emocionada, recordando su visita a la tumba de Henry Murguer, escritor de Escenas de la vida bohemia, que da origen a La Bohème, de Giacomo Puccini. En esta, Gisela es Mimí, la protagonista, uno de sus personajes más queridos. Por su parte, Elisa también ha trabajado para que esta no sea una gala normal; ha estado pendiente de cada detalle y del papel de los artistas que participarán: Marcelo Guzzo, barítono; Ricardo Bernal, tenor; José Antonio García, bajo; Humberto Bernal, tenor; Catalina Cuervo y Silvia Cuenca, sopranos; Sofía Salazar, mezzosoprano y Sídney Jiménez, barítono. Hoy lo que la hace más feliz es llegar a esta celebración después de tanto sacrificio. El 25 y 26 de septiembre estará en escena La Bohème, también dirigida por Dante Ranieri, quien vive en Buenos Aires pero hace parte de la familia de Prolírica.