Los helados futuristas de Bolton

Por Juan Sebastián Mora


Valentina y María José Botero. Fotos Sébastien Herbiet

En un tuk tuk (motocarro) con un alegre diseño retro que remonta a los diners norteamericanos de los años cincuenta, las hermanas María José y Valentina Botero venden helados futuristas.

Elaborados de manera artesanal, con ingredientes naturales, formulaciones bajas en azúcar y en grasas y utilizando nitrógeno líquido –cuyo veloz proceso de congelamiento evita que contengan cristales de hielo–, sus helados se caracterizan además por estar formados por una suma de bolitas que se deshacen con suavidad en la boca y que con su apariencia vanguardista despiertan la curiosidad al instante.

El parque Lleras, el barrio Provenza, la Vía Primavera y Ciudad del Río suelen ser los destinos del tuk tuk de Bolton, donde antoja caminantes, parqueado de tres de la tarde a las siete de la noche (de miércoles –o jueves– a domingos).

Ocho sabores (en rotación constante para sorprender a sus más fieles clientes), complementados con una selecta cantidad de toppings de productores locales amigos, componen la oferta habitual de Bolton, que ofrece tres tamaños y la alternativa de mezclar dos helados. Entre sus sabores más populares, que probamos y recomendamos, están maracuyá, cheesecake, mora, Óreo, y los clásicos infaltables: vainilla y chocolate.

En la página de Facebook www.facebook.com/heladeriabolton/ las hermanas Botero anuncian en dónde estará ubicado Bolton cada día de la semana.
También atienden eventos sociales y empresariales. Informes en el 311 635 5851.