Los drones reemplazaron los croquis de los choques en Medellín

El Poblado es una de las zonas donde el Tránsito atiende con drones las colisiones denominadas solo daños. El propósito es mejorar el tiempo de respuesta de los guardas
Por Daniel Palacio Tamayo
daniel.palacio@vivirenelpoblado.com.co
La fila del taco cada vez se hace más larga mientras el agente de Movilidad llega al sitio del incidente de tránsito, verifica la documentación de los vehículos, saca su libreta y levanta el croquis del choque para la posterior audiencia. En medio del caos vial estos pasos del proceso parecen hacerse interminables.

Por leve que sea la colisión, la movilidad se ve resentida. Según Mario Ramírez, subsecretario de control de la Secretaría de Movilidad de Medellín, en estos casos, en los que no hay personas lesionadas, en teoría los menos complejos, se estima que el tiempo que tarda en normalizarse el paso en la zona puede ser entre 4 y 10 veces el tiempo que duró la colisión.

Para mejorar el tiempo de respuesta por parte de las autoridades, en los casos en los que no hay personas heridas, la Secretaría de Movilidad en compañía de una firma de conciliación privada, dispuso de cuatro grupos de guardas de respuesta rápida en corredores como las avenidas 80 y El Poblado, puntos en los que más choques “solo latas” se presentan en la ciudad.

Según las características de la colisión, la ubicación y la disponibilidad del equipo, se le puede asignar a uno de los equipos dotados con los drones, quienes se desplazan con el pequeño aparato hasta el lugar donde alzan vuelo, toma fotografías y se remueven los vehículos del sitio para facilitar el flujo vehicular.

De acuerdo con Ramírez, entre agosto de 2015 y agosto de 2016 se atendieron más de 3.457 incidentes con esta tecnología, de los casi 35.200 que se han presentado en el mismo periodo en Medellín. Según el funcionario, el tiempo promedio entre la ocurrencia del accidente, se les informa a las autoridades y llegan los agentes es de unos 16 minutos para la totalidad de los casos. Para las situaciones atendidas con estos pequeños aparatos el tiempo de respuesta es de 19 minutos y 2 segundos en promedio, sin embargo, advierte Ramírez el verdadero ahorro está en la atención de la situación.

“El tiempo promedio para la atención de un choque es de 31 minutos, desde que el agente llega al sitio hasta que se da por terminada su tarea; pero del grupo de agentes que trabaja con el dron, el tiempo se reduce a 24 minutos y 53 segundos”, afirmó el subsecretario de control.

Aunque los equipos no son de propiedad de la Secretaría de Movilidad y los mismos no reemplazan la presencia del agente de tránsito en el lugar, las autoridades esperan sumar nuevos convenios que permitan tener más drones para reducir el tiempo de respuesta ante estas colisiones en las que incluso el daño puede ser menor al perjuicio generado en la movilidad de la zona.