Los croissants de Voler

Por Juan Sebastián Mora

“Voler”, en italiano “querer”, en francés, “volar”. Ese juego de palabras y de casualidad idiomática se conjugan en Voler, restaurante en Manila que desplaza a los croissants de su contexto habitual (desayunos y algos) y los utiliza como materia prima de diez deliciosos sándwiches, que con acompañantes como nachos, papas chips o ensaladas, son servidos como almuerzos y cenas. Sus croissants son artesanales, frescos y elaborados con mantequilla cien por ciento orgánica.

Entre los croissants/sandwiches del restaurante sugerimos el mer (camarones, calamares y palmitos de cangrejo bañados en mayo acevichada y queso mozzarella), porc (chicharrón, panceta ahumada con queso mozzarela y salsa de naranja) el rue (posta cartagenera, tocineta y queso) y el poulet (pollo en salsa bechamel con mozzarella, acompañado de zanahoria y puerro crocante). De los dulces, recomendamos el s’mores (malvaviscos con chocolatina Hershey’s y helado).

Algunos columpios como sillas, aguas saborizadas con gomitas y minisigüí (a simple vista estas bebidas podrían parecer hostigantes, pero al probarlas realmente son simples y refrescantes, sin un contenido calórico significativo) y cofio como un recuerdo final para sus comensales, son pequeños detalles con los que Voler hace volar la memoria hacia a sabores y vivencias de la infancia.

Está situado en la calle 12 # 43 B-13 (Manila) y abre de lunes a sábado de 12 m a 9 pm (de jueves a sábado cierra a las 11 pm). Informes en el 314 662 4198.