“Lo que soy como persona, también como artista”

La cantante Rakel presenta Literatura para gatos, su segundo disco

rakel3

Partiendo de las palabras collage, multiculturalidad, viajes y recuerdos, la cantante Rakel construyó Literatura para gatos, su más reciente disco. En el sucesor de Milagros Orgánicos (2011), la artista plasma claramente su identidad, y propone una serie de historias relacionadas con su vida, que perfectamente podrían ser las de los oyentes.

“Hay una evolución muy grande”, cuenta, “porque Milagros Orgánicos fue un disco que todavía tenía mucho más marcado el matiz pop y, por ser el primer disco, estaba inexperta totalmente y muchas personas tuvieron influencia sobre él”.

Por esa razón, tomó la decisión de emprender un proceso creativo íntimo que, desde la creación hasta la producción, le permitiera alejarse de influencias que desnaturalizaran el disco. “Hice un proceso absolutamente hermético, en el que no dejé que nadie escuchara nada hasta que el disco estuviera terminado”, asegura.

“Éramos solamente Julio Reyes Copello (productor) Diego Gómez (compañero durante todo el proceso) y yo. Todo esto protegiendo mucho el momento creativo que debía partir de ser honesta conmigo, con mi estética, con mi deseo a nivel musical, sin pensar si iba a ser comercial o no, si iba a sonar en radio o no. Lo primero era ser honesta con lo que yo sentía”.

Imagen cortesía

“Diseñé el disco”

Además, de ser cantante, Rakel es diseñadora de modas y artista plástica. Estas facetas le permitieron enriquecer el proceso de construcción del disco. “Más que pensar en componer y todo, es un disco diseñado. Pensé en el disco y las once canciones que lo componen casi como una colección, como cuando uno diseña ropa; donde esas once canciones sean once prendas”.

Partiendo de esta premisa, “uno crea todo un cuento a nivel conceptual, influencias, acentos, colores, texturas. Y luego busca asignar las prendas. Van a ser inferiores, superiores, básicas o con mucha información de diseño. Y como cuando diseñaba para Styloide, siempre tenía que haber una irreverencia”. Cada una de las canciones que componen Literatura para gatos tiene un propósito dentro del conjunto, y compensa a las demás para crear una obra completa.

Asimismo, ese trabajo estuvo acompañado de una exhaustiva búsqueda de referencias. “Hice un trabajo de ñoña”, dice, “documentado con cien definiciones de sonido distintas. Sabía qué instrumentos quería que participaran en el disco y cómo quería que sonara cada uno de ellos. Esto sirvió bastante para hacer el disco, y por eso tengo también título de productora. Es una coproducción entre Julio Reyes Copello; Ricardo López y Carlos López, quienes además son los arreglistas, y yo”.

Comenta también, que el tema del collage, muy presente en su obra como artista plástica, hace parte de la creación del disco, no solo desde lo estético, sino también desde lo musical. “¿Cómo llevar esa obra plástica a la música? Vuelve a pasar lo mismo. Es un collage de imágenes a nivel de sonido. Eso justifica el tema cultural, y por eso la estética del disco va orientada a los collages”.

El mundo en un disco

Otro aspecto fundamental en la construcción de Literatura para gatos es la multiculturalidad. “Somos ciudadanos del mundo totalmente, y eso va a ocurrir más porque cada vez estamos más interconectados”. Este hecho cifra de manera determinante el disco, desde lo lírico y, sobre todo, desde los arreglos, donde diferentes géneros conviven armoniosamente.

“¿Qué pasa en un familia donde el papá es japonés, se casa con una nigeriana, viven en Nueva York y tienen un hijo neoyorquino o quizá adopten un camboyano? ¿Cuál es el idioma que se habla en la casa? ¿Cuál es la religión? ¿Qué van a comer? Y sobre todo, ¿qué van a escuchar? Mi compromiso a nivel musical va a ser esa búsqueda de qué van a escuchar las familias multiculturales. Ese disco puede estar justificado así”, explica Rakel.

rakel1
Imagen cortesía

La cantante también es una trotamundos infatigable y “cada que estoy viajando estoy recogiendo sonidos, comprando y escuchando música, y me parece honesto meter en mi trabajo musical lo que soy yo. No casarme con un género, ni pensar que voy a hacer pop, u otro género, sino que voy a ser Rakel. Lo que soy como persona, también como artista”.

Así es que Rakel vincula diferentes lugares del mundo a través de sus canciones. “Todas las canciones unen puntos equidistantes del planeta”, comenta. “Por ejemplo hay un bolero, que en la parte de guitarras tiene la sangre del bolero, que es cubano. Pero en la parte de percusión tomamos instrumentos africanos, como el Udu y la Darbuka”. Y así sucede con muchas de las canciones del disco.

“En realidad lo que yo hago es contar historias”

“El disco se vuelve un viaje al interior y al exterior”, continúa contando Rakel. “En la parte de historias, es un viaje a todos los momentos de mi vida”. Y esta historia la cuenta a través de canciones reflexivas, algunas de amor, y otras para “bailar el despecho, porque no tiene que ser llorado, necesariamente”. Todas, en general, ilustrativas de los momentos de la vida.

Las once canciones que componen este disco, son historias. “En realidad lo que yo hago es contar historias. No tengo una voz muy decorada, sino que es casi como hablando. Eso lo exploramos mucho en este disco, donde yo cuento historias. La literatura suena como una palabra muy compleja, y todas mis canciones, a simple vista, suenan muy digeribles, pero cuando uno profundiza a escuchar las letras encuentra cosas escondidas, que de repente no las escucha con el sentido que es, pero cuando las pone en contexto cobran sentido”.

rakel2
Imagen cortesía

De igual forma, según la cantante, “suena complejo esto de mezclar tantos géneros en un solo disco. Tengo jazz, bolero, samba, salsa, bossa nova, rock, pop, country, cumbia, todo en en un disco, es como ‘¿qué es este salpicón con el que esta niña va a salir?’ ”. Sin embargo, “se logró hacer con una línea tan bonita y una simplicidad tal, que hasta un gato lo puede entender. Por eso es Literatura para gatos”.

Rakel lanzará Literatura para gatos en Bogotá y Medellín. En la capital lo hará el miércoles 22 de octubre en el Teatro Casa Ensamble y en Medellín tendrá dos fechas los días 27 y 28 de octubre en El Teatrico. Además, recientemente realizó el lanzamiento de “Demasiado Fácil”, segundo sencillo del disco. El primer sencillo es “El día es hoy”, y su video, dirigido por Simón Brand, fue nominado a los premios Shock Tigo 2014 como “Mejor Video”.


“Demasiado Fácil” es el segundo sencillo de Literatura para gatos