Línea 312 / Febrero (quincena 1)

 
 
Publicado en la edición 407, Febrero 14 de 2010
 
 
Línea 312 / Los lectores opinan
 
 
Las opiniones expresadas por los lectores en esta sección son de su entera responsabilidad y no reflejan necesariamente el pensamiento del periódico. Las comunicaciones pueden ser editadas. Llame al teléfono 268 2758 o escriba a linea312@vivirenelpoblado.com 
 
 

 
 
Trampas en aceras
 
 
 
   
 
Image Alicia Giraldo Gómez, habitante del Edificio el Poblado, manifestó su preocupación por el estado en que se encuentran los andenes entre la Calle 11 y el parque principal, en ambos costados de la Avenida El Poblado. “Por ellos transitamos muchas personas mayores y se nos dificulta mucho caminar por el estado en que se encuentran”. Efectivamente, varios tramos de las aceras, tanto en el costado oriental como en el occidental, están destruidos, lucen con desniveles, piedras y huecos, lo que pone en riesgo permanente a los transeúntes de sufrir una caída con sus consecuentes lesiones. Tarea para la Secretaría de Obras Públicas.
 
 
 
 
Un muro nuevo
 
 
 
   
 
Image El pintor y arquitecto Pedro Pablo Lalinde, responsable de varias intervenciones artísticas de la ciudad, entre ellas los murales de la Congregación Mariana sobre la Avenida Oriental, otro en el Parque San Lorenzo y el más reciente en el edificio de Navarro Ospina en la Oriental con Ecuador; muestra con orgullo un muro al que le cambió la cara en la urbanización Molinos del Campestre-Oropesca, que estaba deteriorado y con rayones sin sentido. “La idea mía fue buscar que el muro tuviera un trompe l’oeil, o engaño visual, en donde por medio de la pintura yo simulo unos muros, el muro que es largo queda así fraccionado en varios elementos que aportan una estética diferente a un muro de cerramiento. Así como este, son soluciones que se pueden plantear para otros sectores de El Poblado”, dijo el artista.
 
 
 
 
Acera invadida
 
  
   
 
Image Gloria Villegas llamó la atención sobre lo peligroso de caminar por un tramo de la Calle 2 Sur entre la Transversal Inferior y la Avenida 34. Todo debido a que parte de la acera está invadido por unas guaduas que obligan a los transeúntes a movilizarse por la calle. “Uno se ve matado, brincando de lado a lado”. Aunque según ella las guaduas pertenecen a una guardería del sector, Vivir en El Poblado se comunicó con dicha guardería, donde se sorprendieron con la queja. “Nunca hemos tenido andén por la Calle 2 Sur. Para nosotros proporcionarle un anden al vecindario tendríamos que recortar parte de la propiedad”. Así las cosas corresponde al Municipio facilitar el paso peatonal.