Limonada de coco

limonada de coco

La limonada de coco es una variación dulce que puede disfrutarse con licor y otras frutas para acompañar comidas o convertirse en el postre del menú.

Los restaurantes peruanos durante los últimos años han estado inundando la ciudad con sus ceviches, tiraditos, leche de tigre, y muchos de ellos, con la limonada de coco. Antes de eso mucha gente esperaba unas vacaciones a Cartagena para disfrutar esta deliciosa variación cítrica. Ahora esta bebida dulce, casi como para consumirla de postre, se encuentra fácilmente en los restaurantes de El Poblado, pero también es muy fácil prepararla en casa.

Karem Maestre, una chef baranquillera radicada en Estados Unidos, que se ha dedicado a promover el español en Plainfield, Indiana, dentro de un marco de gastronomía colombiana, explica su receta de limonada de coco y las posibles variaciones. Antes de empezar con las instrucciones, le parece importante recordar que los limones son ricos en vitamina C, potasio, hierro, calcio y magnesio, lo cual, sin desestimar las calorías del coco y el azúcar, hacen de la limonada una buena fuente de nutrición.

Los ingredientes principales son jugo de limón, leche de coco y azúcar o miel. Las proporciones pueden elegirse al gusto, sin embargo Karem recomienda partes iguales de limón y de coco, y media parte de azúcar. Así, la receta sería por ejemplo, una taza de jugo de limón, una taza de leche de coco (la venden enlatada en mercados y charcuterías) y media taza de azúcar. Todo esto se mezcla en la licuadora con mucho hielo y se sirve en un vaso alto decorado con una rodaja de limón.

La primera variación es sencilla, agregar coco rallado a la mezcla antes y después de licuar para darle textura a la limonada. La segunda es agregar media copa de ron a cada 8 onzas de limonada y decorar con hojas de menta para completar el paso de jugo a coctel. La tercera variación como bebida que propone Karem, es agregar a la mezcla original otra fruta semi dulce como fresas, cerezas, moras, arándanos o frambuesas y licuarlo todo.
Una última variación hace un postre de la limonada de coco. Para esto hay que mezclar la leche de coco con azúcar y las frutas escogidas (fresas, frambuesas, etc.). Aparte diluir un par de cucharaditas de gelatina sin sabor en ¼ de taza de agua con el jugo de limón. La cantidad de gelatina depende de la textura o el nivel de rigidez que se quiera en el postre. Combinar ambas mezclas y llevarlo en un molde a la nevera durante un mínimo de dos horas o la cantidad de tiempo suficiente para servirlo frío. Decorar con coco rallado o las otras frutas usadas.
 
La limonada de coco y sus variaciones son ideales para los días calientes pues son más ricas a temparutas muy frías.