Lili Córdoba responde

 
 
   
 
En el año 1989 fue fundada la Corporación Taller de la Música por el Maestro Domingo Córdoba, músico reconocido en la vida cultural de la ciudad. Diez años más tarde, la Corporación se hizo cargo de la Casa de la Cultura, creándole programación cultural para los habitantes de El Poblado, explicó Lili Córdoba, Directora.
Actualmente en ese mismo espacio, funciona la Corporación Taller de la Música con sus cursos cobrados, así como paralelamente la Casa de la Cultura realiza sus actividades culturales.
La Secretaría de Cultura Ciudadana, explicó Adriana Zafra, Coordinadora de Planeación Local y Presupuesto Participativo, hará una reunión en los próximos días con la comunidad, para aclarar el tema del funcionamiento de la Casa de la Cultura y de la empresa privada, Taller de la Música.
Ante las inquietudes de algunos residentes de la comuna 14, Vivir en El Poblado habló con Lili Córdoba, Directora de la Corporación Taller de la Música.

¿Cuál es la figura legal de la Corporación Taller de la Música?
Nació con ese nombre en 1989. El convenio actual con la Alcaldía es un comodato, o sea que esta edificación es del Municipio. El comodato fue adjudicado a la Corporación a cambio de que hagamos actividades de centro interactivo cultural con funciones básicas de Casa de la Cultura.

¿Qué tiene costo y qué es gratis en la Corporación y la Casa de la Cultura?
En lo que tiene que ver con programación nunca cobramos, ni en el Encuentro Internacional de Música, ni en las retretas que siempre van a ser libres, así como los conciertos, el cine y las exposiciones, es decir, lo que se haga como Casa de la Cultura y en lo descentralizado. Dentro de la Corporación los talleres sí tienen costo. En la parte privada está lo que se hace para colegios privados y realización de eventos.

¿Cuáles son los talleres que se cobran?
Talleres de piano, flauta, violín, guitarra y trompeta entre otros instrumentos, y también cursos grupales de teatro, pintura, danza, coro, caricatura, literatura y poesía. Pero a su vez, estos mismos cursos los ofrecemos como Casa de la Cultura y en esa ocasión no tienen costo.

¿Cuál es el aporte del Municipio para el sostenimiento de la Casa de la Cultura?
Las adecuaciones físicas se hicieron por Presupuesto Participativo en 2001 y 2002. La Casa de la Cultura nunca ha tenido presupuesto propio, es la comunidad la que destina el asunto y todo se ha hecho con gestión.

¿Cuánto cuesta mensualmente el sostenimiento de la Casa de la Cultura?
La Corporación Taller de la Música gasta al mes 24 millones de pesos. 12 millones en los gastos administrativos de la Corporación y otros 12 en la Casa de la Cultura.

¿Cuánto les han destinado del Presupuesto Participativo?
En los años 2005, 2006 y 2007 no se destinó nada para adecuación, sino para la realización de talleres y programación. El dinero siempre ha sido competido, si otro operador lo gana, nos toca financiar con dinero de la Corporación. En funcionamiento y sostenimiento no se ha destinado nada del Presupuesto Participativo en este año.

¿Qué pasó con los computadores que el Presupuesto Participativo les aprobó en 2006? ¿Dónde están?
Están pendientes porque eso tiene unos procesos largos, aunque nos han dicho que sí contamos con ellos. En un principio se había pensado hacer una sala de computo acá, con biblioteca para atención al público, pero ahora desde la Secretaría quieren mirar si hay juntas de acción comunal u otras comunidades que también estén en capacidad de recibir los equipos.

¿Le han regalado trabajo a la ciudad?
Sí, eso sucedió entre 2000 y 2004 porque en esa época no hubo ningún presupuesto participativo, había otra dinámica. Entonces la Corporación estuvo sosteniendo la Casa de la Cultura y no me dolió porque los artistas somos soñadores. Yo sé que podría estar vendiendo algo más lucrativo, pero eso está dentro de cada uno, y lo que quiero es hacer arte. En nuestro país no existe política cultural y por eso no se valora al artista como sí sucede en otros países.

¿Por qué se referencia el nombre de la Casa de la Cultura, junto con la Corporación Taller de la Música?
Esa referencia ha sido porque la comunidad lo quiere. A mi me llamó la comunidad para proponerme si quería hacerme cargo de la Casa de la Cultura. De pronto en la Secretaría no está pero en el comodato sí está. Dice que es un centro interactivo cultural con funciones de casa de cultura, es un compromiso que se adquirió.

¿Qué le quisiera decir a la comunidad de El Poblado sobre el funcionamiento de la Casa de la Cultura?
Que todo lo que se ejecuta con Presupuesto Participativo es gratuito, generalmente en octubre y noviembre de cada año. De todas maneras la Corporación en su compromiso de administrar la Casa de la Cultura, siempre está gestionando actividades todo el año para sostenerla. Eso es cobrando porque es una institución sin ánimo de lucro que promueve la cultura, pero que tiene que subsistir pagando profesores y demás asuntos al realizar las actividades culturales. La Corporación desea vender servicios a nivel nacional e internacional, para que la Casa de la Cultura esté llena de música y de arte, todos los días y a toda hora, para colmar la expectativa de la comunidad.