Licor ilegal: una ingesta peligrosa que deja más que guayabo

El licor de contrabando y adulterado circula en el Lleras con más frecuencia de lo imaginado. La Fábrica de Licores de Antioquia llama la atención sobre sus consecuencias

Foto Juan David Caicedo

Por Daniel Palacio Tamayo

Entre los operativos realizados por las autoridades en los negocios de rumba del parque Lleras, el hallazgo de botellas de licor de contrabando ha sido de las conductas irregulares más frecuentes. Sin embargo, la Fábrica de Licores de Antioquia, ha detectado además de la evasión de los impuestos, bebidas alcohólicas fraudulentas o que han sido alteradas.Según la FLA, unos 1.5 billones de pesos dejan de recibir cada año los departamentos por culpa del alcohol ilegal, que estaría ganando su tajada por ser vendido a precios inferiores en el mercado negro, al ser elaborado artesanalmente y evadir impuestos, que según la ley, están destinados para la salud y la educación.

Solo en el 2015, se incautaron 32.739 botellas de licor fraudulento y 11.196 botellas de licor de contrabando. Antioquia, de acuerdo con las cifras de la Fábrica de Licores, está por encima de la media nacional.

Por si fuera poco el daño que tal situación le hace a las arcas del Estado, la misma FLA cree que los grupos al margen de la ley en Medellín reciben unos 10 mil millones de pesos anuales producto del procesamiento del alcohol ilegal, una actividad que está entre las 5 más lucrativas, según estimaciones oficiales.

Sara Lastra Bello, toxicóloga del Centro de Información y Estudio de Medicamentos y Tóxicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia, indica que entre los síntomas que presenta una persona por ingesta de alcohol adulterado se encuentran la visión borrosa y hasta diez veces más de lo normal la sensación de embriaguez. La recomendación de la experta es acudir de inmediato a un centro médico en caso de sentir esos síntomas, pues una consecuencia directa de no ser atendido a tiempo puede ser, entre otras, la pérdida de la visión.