Libre, cervecería artesanal

Donde la libertad se puede tomar
Un pasatiempo se transformó en negocio. De reuniones informales entre amigos, en torno al disfrute de las cervezas que el ingeniero electricista Andrés Osorio preparaba en su casa desde años atrás, nació la Cervecería Libre.


William Brito

Al constatar lo mucho que les gustaban las cervezas artesanales hechas por Andrés, Jaime Arango, William Brito y John Fredy Restrepo se asociaron con él y crearon  la Cervecería Libre. La regla desde un principio fue clara: compromiso y amor por el proyecto. “Pusimos como condición que quien participara debía también aportarle trabajo, no queríamos socios capitalistas”, dice William Brito, quien asegura que el entusiasmo y la entrega de los involucrados han sido esenciales para el progreso de la Cervecería.

Sin embargo, el comienzo de Libre no fue inmediato. Elaboraron varias recetas, unas pasaron la prueba, otras no. Para la definición de los sabores buscados y el tipo de negocio deseado, fue clave un viaje conjunto de los socios por la costa oeste norteamericana. El eje de su travesía fue la visita al Great American Beer Festival, feria anual celebrada en Denver, en la que participan 500 productores domésticos y se pueden probar más de tres mil cervezas diferentes.

El bar y la planta de la Cervecería Libre en Barrio Colombia se abrieron en octubre de 2013. Desde ese momento, gracias al boca a boca, Libre ha multiplicado de manera exponencial sus clientes más allá de su círculo de allegados.

Libre ofrece 20 cervezas artesanales, 12 de ellas de barril. Estas últimas son cervezas frescas, gracias a que son producidas en pequeños lotes y maduradas en frío en una cava con condiciones especiales.

En Libre, además de sus cervezas propias, tres de línea (Ipa, Pasión y Brown Ale) y una de temporada (la Imperial Stout), es posible beber las de otros productores artesanales nacionales: Apóstol, Tres Cordilleras y BBC. “En Estados Unidos, en lugares como San Diego, percibimos la colaboración existente entre los cerveceros artesanales, la manera como se apoyan mutuamente y realizan convenios, y en Libre quisimos replicar eso con otros productores colombianos”, explica William Brito.

Con un ambiente amenizado por música rock, Libre es un sitio ideal no solo para disfrutar de una buenas cervezas sino para aprender sobre ellas. Sus propietarios realmente se toman el trabajo de orientar las elecciones de sus clientes analizando sus gustos y su experiencia, aunque siempre procuran que la decisión final de sus visitantes sea tan libre como su cervecería.

Las cervezas Libre y sus maridajes

Pasión
Cerveza de trigo madurada con pulpa pura de maracuyá. De intenso aroma, color dorado, agradable sabor cítrico y refrescante. Tiene cuerpo ligero, espuma alta y 4.5 por ciento de volumen de alcohol. Recomendada con entradas ligeras, carnes blancas, carnes frías poco maduradas y con picante suave, postres con frutas cítricas y quesos suaves.

Avellana
Estilo Brown Ale, hecha con una mezcla de maltas caramelo y extracto natural de avellana. De agradable aroma a caramelo y nueces y un suave sabor tostado. Su color es café rojizo. Tiene cuerpo y espuma media y 5 por ciento de volumen de alcohol. Sugerida para disfrutar con carnes o peces ahumados, quesos holandés y gouda.

Ipa
Preparada con maltas acarameladas y una cantidad generosa de lúpulo que le da un agradable y especial amargor, con intenso aroma cítrico y floral. Tiene un color dorado oscuro, cuerpo medio, espuma gruesa y 6 por ciento de volumen de alcohol. Perfecta para acompañar platos condimentados, con curry, madurados y quesos fuertes tipo azul.

Imperial Stout
Cerveza de temporada elaborada con una generosa cantidad de maltas tostadas, negras y panela. De color negro intenso con notas a café, chocolate, vainilla y caramelo. Tiene 9 por ciento de alcohol. Ideal para maridar con mole mexicano, comidas con jengibre, postres de chocolate y café.