Las vías hechas para dormir

Comenta Laura, habitante del sector de San Diego, que conductores de taxis, ambulancias y camiones parquean sus carros en la carrera 42, cerca de la Iglesia San Anselmo, y no conformes con obstruir la vía, hacen la siesta, “sin camisa”, dice, en el lugar, como si la calle fuera para eso. Ha llamado a la secretaría de Movilidad en varias ocasiones y lamenta que nadie aparezca.