Las lluvias traen preocupación otra vez

 
Visita del Simpad a la carrera 24B con la calle 17, por solicitud de los vecinos del sector.
 
 Luego del recrudecimiento de las lluvias en los últimos días, la comunidad ha empezado a reportar deslizamientos y posibles desbordamientos de quebradas que según ellos amenazan con generar problemas mayores.
Rodrigo Mejía, habitante de la unidad Poblado Alto (cerca al Templo Padre Marianito) expuso su preocupación por la acción del cauce de la quebrada Yerbalite. En su opinión, tiene desde hace cerca de un año y medio en alerta a los propietarios por su acción en la banca. “Hemos enviado varias cartas a Metrorío y ellos nos han manifestado que sí ven la afectación y nos conminan a que no tratemos de resolver la situación por nuestros propios medios, pero ellos tampoco han venido a dar una solución definitiva”, dice.
Tras la denuncia, un ingeniero del Simpad visitó el lugar e informó, en efecto, acerca de “pequeños deslizamientos que caen al lecho de la quebrada”, pero advirtió que “estos no generan obstrucción de la misma”. En el reporte, el funcionario aseguró además que “en eventos similares Metrorrío ha realizado limpieza del cauce”.
La explicación técnica habla de otro punto cercano en el que se presenta un “escalonamiento del terreno de aproximadamente 20 centímetros, con vector de desplazamiento hacia la quebrada Yerbalite”, y concluye que este fenómeno será reportado a Metrorrío y a EPM para su evaluación y así evitar una obstrucción del cauce de la quebrada.
El análisis de Rodrigo Mejía tiene en cuenta una acción continuada de deslizamiento por las lluvias que si bien puede no amenazar la copropiedad directamente, causaría estragos más abajo en las zonas que linden con el cauce. “Nos ha tocado ver cómo el agua se está llevando la tierra de la montaña. Antes había dos metros entre la malla y la quebrada, pero ahora hay 10 centímetros”, advierte.

Otros casos atendidos
El Simpad también informó acerca de la atención de los “casos de la vía Los Balsos y la Urbanización Ellenville, donde se presentó un proceso de remoción en masa que afectó la vía y el cerramiento de la urbanización Calera Alta”. Este, según explicaron los funcionarios, es atendido en este momento por la Secretaría de Obras Públicas y la constructora. El trabajo se extiende para los funcionarios debido a la urgencia manifiesta en la parte alta de la vereda Las Palmas.
Por ahora las autoridades de atención y prevención de desastres y Metrorrío siguen en constante limpieza de los cauces. La Administración Municipal subrayó que continúa el monitoreo después de la declaratoria de la emergencia invernal, porque se espera que las lluvias no cesen en el corto plazo.
Los pronósticos del Ideam coinciden en una prevalencia de lluvias fuertes en la tarde y moderadas en la madrugada por encima del promedio en la región andina, debido a la confluencia de la primera temporada de lluvias del año y el fenómeno de La Niña.