Las ingenierías en Antioquia

Opinión desde Argentina
Las ingenierías en Antioquia
La siguiente es una reflexión enviada por el ingeniero electricista Álvaro Navarro (columnista de nuestra sección La Buena Mesa), exjefe de Planeación de EPM y quien por 25 años trabajó en el BID como especialista en energía y subrepresentante para Argentina y Uruguay

“En los últimos seis meses se han presentado dos hechos bien diferentes en obras civiles que se construyen en nuestro medio.

Empiezo por la más positiva: la desviación del Río Cauca con motivo de la construcción de la Hidroeléctrica Ituango, también conocida como “Pescadero Ituango”. Esta es una obra bien compleja que ha requerido de largos estudios que involucran diferentes especialidades de la ingeniería, tales como hidrología, hidráulica, geología, topografía, medio ambiente, construcción, etcétera. Un proyecto comparable con el de otras centrales hidroeléctricas construidas hace muchos años con récords más que aceptables de funcionamiento y estabilidad, que se adelanta utilizando positivamente para su diseño todo lo aprendido durante muchos años y que enfrenta ahora la desviación de uno de nuestros grandes ríos, para viabilizar la construcción del gran proyecto de generación de energía, el más importante del país a partir de 2018.

Lo más negativo aparece con el derrumbe de la torre seis del emprendimiento conocido como Space, posterior implosión de la torre cinco y los resultados del estudio llevado adelante por la Universidad de Los Andes. A esta experiencia –de acuerdo con las notas de prensa– se estarían sumando otras edificaciones que parecen tener también problemas o situaciones comparables, aunque no con las complejidades de la mencionada.

Estas últimas fallas o situaciones pueden llevar a la sociedad a cuestionar fácilmente la calidad de la ingeniería y las obras que se efectúan en nuestro medio.

Para mí, es preocupante el silencio de las sociedades profesionales y gremiales respecto a manifestarse sobre lo ocurrido, sus causas y sus efectos, y plantear aquellos posibles caminos correctivos para evitar que haya más Spaces en nuestro medio.

Estimo que a ellas les tocaría liderar un camino que garantice a la sociedad que las obras que se construyan de acá en adelante no se derrumben como castillos de naipes y que permanezcan décadas incólumes, tal como han permanecido, durante décadas, las grandes obras de centrales hidroléctricas mencionadas al principio.
Buenos Aires, marzo de 2014”.