Lalinde reabierta con arreglos temporales

Aunque los vehículos ya circulan por la vía parchada, todavía queda pendiente la adecuación definitiva de la calle y la reparación de los daños colaterales en el Colegio de Música que fue el principal afectado, los cuales, según Obras Públicas, deben ser asumidos por el Proyecto Gauss, antes del término de la obra.

Qué pasó y qué se hizo

La vía ya presentaba fallas, originadas desde la construcción de Rose Park (2004-2005), a quién se le fue la banca de la vía en un 50%, y afectó la estabilidad del terreno. Al momento de hacer la excavación para el Gauss se cayó una barrera de contención; eso agravó la falla. “No es que se haya venido la vía, como se dijo, solo se desestabilizó el terreno, hubo afluencia de aguas y se agrietó el suelo”, explica Jorge Meldivieso, arquitecto del Gauss.

Para reparar la vía provisionalmente se hicieron gaviones, se reforzaron los muros de contención, malla electrosolar para estabilizar el terreno y cada 3 días se están haciendo chequeos con una comisión topográfica.

Gauss se compromete a cambiar la carpeta asfáltica, pero aclara que no considera conveniente hacerlo ahora porque se pueden presentar agrietamientos por el flujo de vehículos hasta de 30 toneladas de éste y de otros edificios que se construyen al frente.

Los afectados

El Colegio de Música de Medellín es el que más ha sufrido con estas obras. Con la construcción del Rose Park se averió el muro de separación con la calle, el cual fue repuesto en su momento y ahora con el Gauss se vino abajo el terreno lateral y parte del parqueadero.

“Aunque no le pasó nada a la edificación, lo que preocupa es que no hay concertación con los vecinos para desarrollar estos trabajos de tanto impacto para el sector”, afirma Tita Maya, Directora del Colegio de Música.

Para esta falla en el Colegio, el Gauss hizo un relleno provisional, impermeabilizado y filtros para controlar las aguas, pero se harán los ajustes necesarios, explica Meldivieso.

Más conciencia de los constructores

Pero no solo el daño de la calle preocupa a los habitantes de este sector, otros problemas relacionados con la construcción los han afectado: las explosiones con dinamita sin aviso, el descargue de material en la vía pública, ingreso de vehículos pesados para el cargue y descargue en horarios no permitidos (la noche principalmente), que no limpien la vía y la dejen intransitable sobretodo en época invernal y la duda de que si cumplan con los 6 metros de retiro de la vía que se exigen para estas edificaciones, son algunas de las incomodidades que manifiestan los vecinos. Por ello solicitan más conciencia de los constructores para que el impacto de sus trabajos sea menor.

No respetaron el retiro

Precisamente, sobre el incumplimiento del retiro de 6 metros en el Edificio Gauss, Vivir en El Poblado pudo confirmar que se encuentra en curso una acción popular interpuesta ante el Tribunal Contencioso Administrativo de Antioquia por los residentes de la Urbanización Ciudadela, contigua al lote del Gauss. Según Silvia Baena, abogada de Planeación Municipal, “por solicitud del Tribunal, Planeación realizó una revisión técnica a la construcción y después de analizar la documentación existente, se pudo comprobar que efectivamente la obra invade el retiro exigido por la ley, el cual está ocupado por los sótanos, pero hay que aclarar que están construyendo conforme la autorización de la Curaduría Segunda”. Este informe técnico fue entregado el martes 14 de febrero. Si el fallo considera que se están violando los derechos colectivos, se puede llegar a ordenar al proyecto que reestablezca el espacio afectado acorde con la norma, explica la abogada.