La Zona Rosa

Adaptado para Internet de la edición impresa (Edición 295)

 
 La transformación del Lleras y sus alrededores debe contar con un significativo aporte financiero de parte de los comerciantes para que pueda llevarse, a cabo según lo plantean en la Alcaldía.

La propuesta del Plan de Ordenamiento para este sector es clara y contundente, y nuevamente generó el rechazo de algunos líderes cívicos: “Legalizar, a través de la descongelación, los establecimientos con venta y consumo de licor localizados dentro de un perímetro definido y promover, simultáneamente, la organización y participación de propietarios y empresarios en un programa de ordenamiento y producción de un ‘sector comercial y recreativo’, cuyo eje conductor sea la recuperación de la calidad del espacio público”.

En este momento la Corporación Cariño adelanta un trabajo con los comerciantes con miras al logro de los objetivos propuestos por el Municipio, pero todo depende, como lo ha dicho el Alcalde y lo repiten los funcionarios del Plan, de que los comerciantes participen económicamente del costo de la ejecución de las obras. El Municipio no se gastará la plata de la ciudad en mejorar negocios particulares le dijo Luis Alberto García, Gerente de Proyectos del Plan, a Vivir en El Poblado.
Según lo enunciado en la reunión pasada, en septiembre deberán estar en ejecución las obras en el Parque Lleras y sus alrededores.