La sonrisa de los niños, un sueño cumplido

A través de la Fundación Soñar Despierto, niños con enfermedades graves han visto cumplidos sus más profundos anhelos
 

Por Laura Montoya Carvajal

Los rostros que han aparecido pidiendo ayuda a los lectores de Vivir en El Poblado en el último mes pertenecen a Santiago, Dilson, Sara y Karol. Los cuatro son niños que padecen alguna enfermedad grave, y hacen parte del programa Cuéntame tu sueño, de la fundación internacional Soñar Despierto. Tres de ellos lograron, gracias a la solidaridad de los donantes y voluntarios, vivir las experiencias que más deseaban.


Santiago

A Santiago, de 12 años, le encanta cocinarle a su familia, en especial pastas y comida italiana. También disfruta abrazando a cada persona que se le acerque. El niño tiene una malformación en su sistema circulatorio, por lo que es parte de los programas de la fundación. Un día, Santiago les contó a los voluntarios acerca de su sueño de ser un gran chef. En las visitas al pequeño, hacían mazapanes con él y pensaban cómo cumplir esta aspiración. Iniciaron una convocatoria a través del periódico, junto a la organización Modo Rosa. En poco tiempo, recibieron la invitación de Juan Manuel Barrientos, propietario del Restaurante El Cielo, para comer en su pizzería La Serenissima. Entre los dos prepararon las pizzas y Santiago recibió consejos e instrucciones del chef. Luego, el niño tuvo la oportunidad de viajar por primera vez en avión a Bogotá para conocer a uno de sus ídolos, Jorge Rausch. Asistió a Master Chef, salió en televisión y recibió un delantal firmado que guarda como un tesoro. “La gente nos sigue llamando para ofrecernos continuar la formación de Santiago”, explica Catalina Umaña, directora de la fundación. Según ella, “la idea es que estos sueños no se queden en un solo día”.


Dilson

Por otro lado, a sus 6 años y después del pasado mundial, Dilson solo puede hablar de James Rodríguez y la Selección Colombia. A pesar de sufrir de linfoma de Burkitt, el pequeño es enérgico y alegre. Y más aun después de haber cumplido su sueño: ver ganar a Colombia 3 a 1 sobre Ecuador, en el partido del 29 de marzo, y darles la mano a James y a Bacca en la cancha del Metropolitano de Barranquilla. Lo llevaron “de paseo” desde su natal Urabá, sin decirle a donde iba, y le dieron antes de llegar la camiseta firmada por todos los integrantes de la Selección. En el aeropuerto todos los miraban, y al que le preguntaba, le mostraba orgulloso la firma del número 10. Al otro día salió en el periódico El Heraldo de Barranquilla, y de vuelta al aeropuerto, le preguntaba a las recepcionistas si lo habían visto, ya que se había vuelto famoso.


Sara Eliana

Sara cumplió su sueño de celebrar sus 15 años. El 7 de abril se realizó la fiesta que había estado esperando. Ella tiene un hepanocarcinoma, lo que impulsó a maquilladores, djs, decoradores y proveedores de todo tipo a aportar para hacer la noche maravillosa. Cada detalle era para la niña un motivo de felicidad, y se apresuraba a contarle a los voluntarios cuando estaban listos el vestido, las fotos o la comida.

< Karol Dahian

La Fundación Soñar Despierto ahora busca cumplirle el sueño a Karol Dahiana, de 9 años, quien sufre leucemia linfoide aguda, tiene pocos recursos y quiere ser estilista. Este es el caso publicado en nuestra actual edición (página 18).

Soñar Despierto recibe donaciones en dinero, objetos o servicios para continuar sus programas de apoyo a niños enfermos, con escasos recursos o situaciones sociales complejas. Su directora explica: “Buscamos transformar la vida de los voluntarios a través de la transformación de la vida de los niños. Es un proceso de los dos lados. Lo hacemos por ver sonrisas en los niños, es nuestro aporte para cambiar el mundo”.

En el futuro, la institución busca consolidar su presencia en Colombia (ya están en 7 ciudades) y sus alianzas con la empresa privada. “Queremos aumentar el número de voluntarios y que nuestro impacto continúe creciendo”, afirmó.