La salud busca nuevos horizontes

La salud busca nuevos horizontes
El Oriente se ha convertido en epicentro para que Antioquia aproveche sus fortalezas y siga en búsqueda de la internacionalización

Mientras un campesino de una vereda de El Carmen de Viboral se debatía entre la vida y la muerte, sus amigos y familiares hacían todo lo posible para que la Fuerza Aérea les ayudara a trasladarlo a alguna unidad asistencial. Era vital esta ayuda porque desde allí hasta el casco urbano del municipio había más de siete horas. Por suerte, los uniformados atendieron el llamado y destinaron su Black Hawk para ayudar al paciente.
La buena noticia es que en tiempo récord el aparato estaba aterrizando en uno de los dos helipuertos de los Centros Especializados de San Vicente Fundación (Rionegro). Él pudo salvar su vida.
Siete meses después son muchos los casos similares que han atendido los profesionales que trabajan en este hospital, que cuenta con especialistas las 24 horas del día. Sus facilidades logísticas y la tecnología de punta, son algunas de la características que lo convierten en piedra angular del desarrollo del Oriente y del Valle de Aburrá.
Que este complejo quedara a solo tres minutos del aeropuerto José María Córdova y a 10 de Rionegro, fue una decisión estratégica que hoy habla de la importancia de esta región como polo de desarrollo.
En estos 210 días de operaciones, el San Vicente deja satisfechas a sus directivas, aunque, como lo expresa Guillermo León Valencia, su director, “hay que entender que esta es una apuesta a futuro. Solo estamos a un 40 por ciento de nuestra capacidad de hospitalización (son 200 camas), pero hasta ahora las perspectivas son muy buenas, porque somos un hospital de alta complejidad”.
Al 7 de julio de este año se habían atendido 7.491 personas, es decir, un promedio de 35.7 pacientes diariamente. El total de pacientes hospitalizados es de 1.025 y los restantes 6.466 fueron ambulatorios. Los datos resaltan 140 hospitalizaciones en cuidados intensivos y 264 en unidades de cuidados especiales.
Sin embargo, Valencia advierte que muchas personas aún ven al hospital muy lejano. “Sienten que es solo para personas con dinero o para extranjeros, pero la realidad es que aquí atendemos desde el nivel 0 del Sisbén y hemos recibido pacientes del Bajo Cauca, Magdalena Medio, entre otras regiones”.

De alta complejidad
El San Vicente de Rionegro tiene cuatro centros especializados básicos. Trasplantes y Tejidos, Cardiopulmonar y Pulmonar, Enfermedades Digestivas y Hospital de día, con especialización en quimioterapia, radioterapia y cuidado paliativo.
Estos en realidad, son su énfasis y la razón por la cual la fundación San Vicente ha invertido 235 mil millones de pesos, de los cuales 130.000 millones son créditos financieros y 100.000 millones recursos propios.
Algunas de las tecnologías de punta que tiene este complejo de salud son sumamente avanzadas. Está el tomógrafo de 128 cortes, que permite reconstrucción en 3D de cualquier parte del cuerpo y logra una definición mucho mayor que la de cualquier otro equipo que se utilice hoy en el país. Estas tecnologías, según explica Juan Manuel Sierra, director de Urgencias y Hospital de Día, “permiten detectar lesiones o quistes (malignos o benignos) de menos de un centímetro, lo que facilita la intervención cuando se trata de removerlos, y presenta unas muy buenas perspectivas para adelantar procesos de prevención en salud, como en un cáncer en etapa temprana”.
Como alternativa también está un equipo para resonancias magnéticas, que gracias a su gran capacidad de resolución es recomendado como alternativa de los rayos X. Jorge Delgado, radiólogo y director científico en resonancia magnética dice que “es tecnología menos invasiva para los pacientes y sobre todo para niños, a quienes es mejor evitarles exposición a esta radiación desde tan temprana edad”.
Esta tecnología es muy demandada para tratar problemas en articulaciones y para cáncer.
Las camas de hospitalización son manipulables fácilmente por medio de controles remotos y los pacientes tienen unas alertas para pedir asistencia directamente a las enfermeras encargadas. Además, su característica de edificio verde le permite aprovechar el 75 por ciento de la luz solar.
A pocos metros de los Centros Especializados se empiezan a dar los primeros coletazos de su presencia. Una empresa ya empezó la construcción y venta de un complejo comercial de 27 mil metros cuadrados, destinado al área de la salud. Serán cuatro etapas. La primera (a entregarse en mayo de 2013) tendrá entre el segundo y cuarto piso 72 consultorios. Además, contará con el laboratorio clínico y las imágenes diagnósticas de una reconocida clínica de Medellín
Este panorama hace aún más evidente el creciente desarrollo del Oriente antioqueño y da pistas sobre la inminente internacionalización del renglón salud en la región.

Doctor Juan Manuel Sierra
Doctor Guillermo León Valencia


Avanza el cluster de salud
Al sumar la reducción de costos y la experiencia de entidades pioneras en trasplantes y procedimientos de alta complejidad, Medellín se muestra como un receptor de turismo de salud. Carlos Cárdenas, director del Cluster de Salud de Medellín, expresa que en 2010 atendieron 3.100 pacientes internacionales, quienes facturaron 5.4 millones de dólares. El 30 por ciento provenía de Estados Unidos, seguido de países del Caribe con un 15 por ciento y de España con el siete por ciento. En 2011 las 24 instituciones activas vinculadas al Cluster, entre ellas el citado hospital de Rionegro, reportaron 3.600 pacientes internacionales (incremento del 17 por ciento) y una facturación de 7.2 millones de dólares (incremento del 35 por ciento). Al comparar el primer trimestre de 2011 y 2012 el crecimiento en atención de pacientes internacionales fue del 20 por ciento, y en facturación del 32 por ciento.
En 2011 el gasto promedio en procedimientos de salud de cada uno de estos pacientes, fue de 2.011 dólares (3 millones 600 mil pesos). Los principales procedimientos fueron servicios ambulatorios, urgencias, cirugía estética, odontología, oftalmología y cirugía cardiovascular.
En la más reciente encuesta del Cluster de Salud de Medellín, realizada a 176 pacientes internacionales atendidos, se determinó que por cada dólar que gastan en los procedimientos médicos, destinan entre cinco y siete más para comercio y turismo en la ciudad. Otro dato interesante es que 82 de cada cien pacientes llegan a la ciudad acompañados y de ellos 80 aprovechan para hacer turismo.
Si se tiene en cuenta que en 2011 estas personas dejaron 7,2 millones de dólares (12 mil 860 millones de pesos) solo por gastos médicos, es posible determinar, según los datos de la encuesta, que la economía de Medellín recibió de parte del turismo de salud entre 36 y 50 millones de dólares en 2011 (entre 65 mil y 90 mil millones de pesos).


Es una zona franca de salud
Gran parte de las facilidades que tiene el hospital San Vicente de Rionegro para traer la última tecnología en sistemas y aparatos, se debe a su declaración como zona franca de salud. Esta figura del Gobierno Nacional hace que la zona declarada como tal no se considere como territorio colombiano, lo que trae beneficios aduaneros como el no pago de impuestos ni necesidad de trámites para nacionalización de equipos. Esto genera reducciones de hasta el 30 por ciento en costos de inversión, una cifra que redunda, según la explicación de Juan Manuel Sierra, en la posibilidad de incrementar la atención al usuario final.
El hospital también tuvo que comprometerse a la generación de al menos 500 empleos y a invertir 90 mil millones de pesos como mínimo. Estos centros especializados, generan al día de hoy 700 empleos y han invertido 265 mil millones de pesos.


La medicina antioqueña aprovecha la tecnología
La internacionalización de la salud no solo requiere de conocimiento y experiencia sino también de tecnología. Ese el caso de los cinco quirófanos que están en funcionamiento en el hospital; estos vienen con con una ‘cortina’ de aire totalmente filtrado que aísla el campo quirúrgico del resto del área de trabajo. De esta manera se han reducido ostensiblemente las infecciones pos intervención (sobre todo en la implantación de prótesis de cadera). Se han generado muchas capacitaciones por telemedicina. Solo en laparoscopia se han capacitado alumnos a distancia en Rusia, Canadá, Zimbabue, y en otras regiones africanas.

La medicina antioqueña aprovecha la tecnología
La internacionalización de la salud no solo requiere de conocimiento y experiencia sino también de tecnología. Ese el caso de los cinco quirófanos que están en funcionamiento en el hospital; estos vienen con con una ‘cortina’ de aire totalmente filtrado que aísla el campo quirúrgico del resto del área de trabajo. De esta manera se han reducido ostensiblemente las infecciones pos intervención (sobre todo en la implantación de prótesis de cadera). Se han generado muchas capacitaciones por telemedicina. Solo en laparoscopia se han capacitado alumnos a distancia en Rusia, Canadá, Zimbabue, y en otras regiones africanas.