La Ruta del Occidente

Chorizos en Liborina, las paellas de Pedro Palmer, los sabores del Viejo Continente de La Casa Solariega y la unión entre gastronomía y arte en La Comedia.

 Resumen perfecto de un selecto recorrido de La Buena Mesa por sitios gastronómicos de Santa Fe de Antioquia y otros pueblos aledaños del Occidente antioqueño. Un plan ideal para estas vacaciones de fin de año


Liborina: chorizos benditos y la avena de los Montoya

Cada vez que Luz Dary Rojas elabora, de manera artesanal, otra tanda de sus célebres chorizos, pide a Dios su bendición para asegurar que resulten tan sabrosos como de costumbre. Al parecer la fe no solo mueve montañas, sino que también es útil para preparar ricos manjares, pues lo que comenzó como un experimento hace 18 años, es hoy para Luz Dary un fructífero negocio que se nutre no solo de las ventas locales en su natal Liborina, sino de pedidos de turistas y clientes de Medellín.

Chorizo de Liborina

Los chorizos crudos, Luz Dary los vende a través de su mamá, Alicia, en una vivienda vecina a la Casa de la Cultura del pueblo. Pero si quiere comerlos bien hechos, cómodamente al lado de una piscina, con un suculento calentado, con huevos al gusto y arepa con quesito, la Hostería Miraflores es el lugar indicado. Desde allí también puede apreciar una atractiva vista panorámica de Liborina, pueblo al que se llega cruzando el Puente de Occidente y atravesando las pequeñas pero bonitas plazas del Municipio de Olaya y Sucre (corregimiento de Olaya).Calentado con chorizo liborino de la Hostería Miraflores

Hostería Miraflores

Si está de visita en Liborina, pregúntele a cualquiera por la avena de Amparo, la de los Montoya. Allá llegará sin problemas, no sin antes escuchar de la boca de los habitantes, las distintas bondades de esta bebida helada y refrescante cuya receta guardan con recelo sus creadores. “Es un secreto heredado de nuestros viejos”, dice con cierta picardía Alberto, y lo confirma su hermana Amparo con un gesto de aprobación. La avena extingue la sed al momento, y sabe mejor aún acompañada de pan con nata, el maridaje más frecuente entre sus asiduos clientes. Informes de la Hostería Miraflores en www.hosteriamiraflores.com
Alberto Montoya


 Mesón Don Pedro: paellas de un maestro

Un gitano, hoy está aquí, mañana está allá. Tras décadas de camino, el distinguido chef español Pedro Palmer aún conserva su inagotable energía y el talento intacto para hacer paellas de ensueño.

< Pedro Palmer

Formado en diversos saberes relacionados con el oficio gastronómico en la famosa École hôtelière de Lausanne (Lausana, Suiza) y en importantes instituciones y asociaciones de Londres, Pedro Palmer recorrió el mundo como asesor de alimentación y alojamiento de los campamentos de importantes empresas, trabajó en Scott’s, donde cocinó para la familia real británica y el autor de James Bond Ian Fleming, fue gerente del Playboy’s Club en los sesenta en la capital inglesa, presentó varios programas televisivos en nuestro país y cocinó incontables paellas en sus restaurantes en Medellín y Guarne.
En octubre, Pedro, con el apoyo incondicional de su esposa Mary Escobar, trasladó su restaurante a Santa Fe de Antioquia, al Llano de Bolívar (sector El Pescador, en la vía que conduce al Puente de Occidente). Mesón de Don Pedro es el nombre de este nuevo espacio donde ofrece nueve variedades de sus solicitadas paellas, tanto para comer allí como a domicilio (hechas o empacadas al vacío). “Además de las paellas, también vendemos otros platos muy buenos como el conejo, el codillo de cerdo, el róbalo a la marinera, y una variedad de tapas como los callos y el pulpo a la gallega”, explica Pedro.

Pedro abre su restaurante de martes a jueves de 12 a 3 pm y 6 a 9 pm (horario de cocina), de viernes a domingos (y festivos) de 12 a 10 pm. Informes en el 311 606 6864.Paella mediterránea
 

La Comedia, el disfrute del abc

En una esquina del parque de Santa Bárbara se encuentra La Comedia, un espacio en el que se respira música, cine y arte. “Disfrute de nuestro abc (arte, bar y cocina)” es el slogan que su propietario Ovidio Sánchez utiliza para sintetizar la oferta de este entrañable lugar que cumple diez años en Santa Fe de Antioquia.


Las noches de sábado son las más movidas y concurridas en La Comedia. La salsa, el bossa nova, el son cubano y otros ritmos latinos y géneros musicales del mundo cobran vida en las voces de agrupaciones y cantantes de Medellín, que viajan para tocar en su acogedor escenario. Los jueves (a las 8:15 pm.) y domingos (a las 7:30 pm.) no pueden faltar la proyección de películas independientes de distintas latitudes.

El solomito a la pimienta es el plato más popular, seguido por el pescado al ajillo y los platos criollos de fin de semana que van rotando constantemente (desde la posta cartagenera hasta el sancocho trifásico).


Para picar, entre mojitos (la especialidad de la casa) y sangrías, Ovidio sugiere los patacones, las carimañolas de carne y de queso y los bollitos de lentejas con tahine y crema agria.

Pastas, crepes, sandwiches, cafés y cócteles con nombres de famosas películas (La Comedia es uno de los sitios de encuentro preferidos por los visitantes durante el Festival de Cine de Santa Fe de Antioquia), complementan la diversa carta del restaurante, que también funciona de manera permanente como galería de arte. Informes en el 301 596 3032.


Noche de sábado en La Comedia

 

La Casa Solariega, pasaporte a Europa

Buscando un ritmo de vida más apacible, el belga Olivier de Pierpont, un experimentado anticuario, empresario y remodelador de castillos y viviendas antiguas, cambió Medellín por Santa Fe de Antioquia. En la Calle de la Amargura, a unos pasos del Parque de Santa Bárbara, compró una casa colonial donde instaló su restaurante y anticuario, La Casa Solariega.

Olivier de Pierpont

En la carta de La Casa Solariega, Olivier decidió explorar y acercar las gastronomías de diferentes países del Viejo Continente a los comensales visitantes. Una amplia variedad de provocativos platos franceses, italianos, griegos, belgas, húngaros, alemanes, suizos, entre otros, comprenden su propuesta que sorprende gratamente por su bien logrado equilibrio entre alta calidad y precios competitivos.

Algunos de nuestros recomendados son la carbonada a la flamenca (estofado de res, típico de Bélgica), el Volks teller (plato alemán, lleva dos salchichas artesanales bratwurst y/o thüringer, chucrut y puré de papas), la cassoulet de Toulouse (cazuela de Tolosa), las carnes y pescados con salsas europeas, las fondues (requieren reserva previa) y los helados artesanales alemanes. Otro de sus grandes atractivos es su extensa selección de cervezas, en la que se cuentan más de ochenta.

Volks teller, plato alemán

Carbonada a la flamenca

“La Casa Solariega es un restaurante gastro cultural, donde aprendes del origen de los platos y sus historias”, afirma Olivier que utiliza gran parte de la ganancias obtenidas con el restaurante para financiar La Caravana del Arte en Movimiento, corporación sin ánimo de lucro que desarrolla programa sociales y culturales en favor de los niños y jóvenes de las veredas más distantes del Occidente antioqueño.

Normalmente, La Casa Solariega abre únicamente los sábados, domingos y días festivos de 11 am a 10 pm. Informes en el  311 749 8252.

Delirium, célebre cerveza belga