La Revolución de la Cuchara

La Revolución de la Cuchara

Un movimiento a favor del vegetarianismo que nació en Medellín, hoy se extiende por muchos países

larevoluciondelacuchara
    
“Que con la pluma, que con la espada, la nuestra es con la cuchara”. Así reza uno de los lemas de la Revolución de la Cuchara, movimiento vegetariano al cual pertenecen Gupta y Hari, dos jóvenes fundadores de la revolución. Gupta y Hari pasan unas horas de su tarde en el centro cultural Govinda’s, en el centro de Medellín, contándole a Vivir en el Poblado cómo empezó y cómo se sigue dando la lucha para promover la alimentación consciente. Aunque Govinda’s es independiente de este movimiento, sirve de espacio para sus encuentros, lo cuales iniciaron en el año 2003.
Así nació
La idea empezó con publicaciones en un diario digital sobre el consumismo, con un enfoque atractivo para los jóvenes, que invitaba a cambiar el mundo, no solo desde la comida sino desde cualquier idea buena y fomentando el poder del individuo. “La gente piensa que no hay relación entre lo que comemos y cómo vivimos. Otras personas quieren cambiar el mundo y hacer algo para proteger el medio ambiente pero no saben cómo hacer algo en el día a día, y esto es una forma de hacer parte del cambio” dice Gupta.
Así se fue desarrollando la revolución, con una campaña en Internet y en las calles para promover el vegetarianismo (como forma amable de convivir con los animales) y la protección del medio ambiente. Desde entonces se ha ido extendiendo por el mundo, gracias a integrantes que viajan y a visitantes que regresan a sus tierras con la idea de promoverla en sus países. Hoy, en la página oficial de la Revolución de la Cuchara se pueden encontrar argumentos para hacerse vegetariano y apoyo para quienes han hecho el cambio, con música y recetas, entre otras cosas. Puede ser consultada en siete idiomas.
 
larevoluciondelacuchara1
  
Hacia el Reino Original
En medio de la revolución nació el concepto del Reino Original. Es un espacio simbólico que determina la soberanía para quienes quieren vivir en un lugar que no maltrata animales. Un pasaporte azul identifica a quien lo lleva como vegetariano y como parte de un sistema de valores, y le permite obtener descuentos en sitios vegetarianos de Medellín y otras ciudades.
Esta revolución también brinda apoyo a los vegetarianos principiantes y un empujón a los carnívoros, el primer sábado de cada mes, en un encuentro llamado Carnívoros Anónimos, el cual integra música, comida y charlas sobre el vegetarianismo. Una vez las personas han tomado la decisión de hacer el cambio, la revolución los invita a ser embajadores de la idea. “El solo hecho de ser vegetariano ya te hace un embajador de la causa porque siempre hay que estar explicándole a otros por qué se tomó la decisión y en qué consiste. Pero la idea es que los vegetarianos se hagan embajadores más dinámicos, repartiendo volantes y discutiendo activamente las bondades de ser vegetarianos” dice Hari.