La rehabilitación divide a los vecinos de Space

Mientras los propietarios de Asensi consideran la rehabilitación estructural del edificio, los de Continental Towers se mantienen en el “no”

“La rehabilitación, no significa conciliación ni arreglo”

“Estoy viviendo por la loma del Indio en un apartamento arrendado, hoy en día sigo pagando el crédito hipotecario que reposa sobre el inmueble en Asensi, porque Bancolombia me respondió que no era posible suspenderlo”. Esta es la situación de Leana González, quien habitaba el apartamento 523 de la torre dos, del edifico Asensi, vecino al desaparecido Space. Leana, quien pertenece al consejo de administración, cuenta que, en diciembre de 2014, el grupo constructor CDO propuso realizar una asamblea de copropietarios con el fin de presentar el proyecto de rehabilitación diseñado para esta urbanización: “En diciembre, cuando nos propusieron una asamblea les dijimos que no, por que por ser temporada decembrina la gente no estaba. Además, queríamos conocer cómo sería la rehabilitación de cada apartamento y de las zonas comunes; finalmente, no hubo asamblea, pero el 26 de diciembre tuvimos una reunión con los ingenieros quienes nos mostraron a grandes rasgos cómo se iba a repotenciar cada apartamento, y en el caso de las zonas comunes, no nos mostraron, por ejemplo, el plan de rehabilitación de la piscina que tiene un grave error estructural”, asegura Leana. Posteriormente, en enero de este año, la constructora convocó nuevamente a los propietarios a asamblea. “Otra vez les dijimos que no porque no habían dado cumplimiento a lo exigido, en el sentido de explicar de manera detallada a cada propietario la rehabilitación de su apartamento y la de las zonas comunes. Adicionalmente, los habitantes dejan claro que, en caso tal de que acepten la rehabilitación, no quiere decir que estén conciliando con CDO. “Hemos manifestado que la rehabilitación no significa conciliación ni arreglo con la constructora”, comenta Leana.

Andrea Echeverri
Andrea Echeverri
Leana González
Leana González

Continental Towers se sostiene en el no“Nos hicieron una encerrona muy maluca”, este fue el sentimiento de Andrea Echeverri, propietaria del apartamento 505 de la fase uno del edifico Continental Towers, luego de la asamblea extraordinaria que celebró la copropiedad el pasado 26 de febrero, y en la que también tuvieron participación y representación miembros de la familia Villegas, quienes son propietarios de algunos apartamentos en esta urbanización. “Teníamos un orden del día (…), se fueron evacuando los temas, y cuando llegamos a la elección de consejo de administración presentaron la plancha a través de un abogado quien estaba en representación de la familia Villegas; hay que tener en cuenta que en Continental Towers esta familia tiene16 apartamentos; finalmente, nosotros tuvimos un coeficiente más alto, 49.63 por ciento y ellos del 17.62 por ciento, por lo que se ratificó el consejo existente”, cuenta Andrea. Asegura además que: “Al final de la asamblea, cuando estábamos en proposiciones, nos pidieron que citáramos a una asamblea extraordinaria con el fin de presentarnos el plan de rehabilitación, entonces un vecino les dijo que estábamos en un proceso jurídico ante la Superintendencia de Industria y Comercio y que había que esperar el fallo. Ese día la mayoría votó en contra de la tal asamblea extraordinaria y les dejamos claro que nos oponemos a la rehabilitación de la edificación y que, por el contrario, exigimos la restitución de nuestro patrimonio; que nos compren, y que después hagan lo que les parezca con los apartamentos”.