La Poblada, en emergencia

La Poblada, en emergencia
Según Metro Río, dos meses tomará la reconstrucción de la cobertura de la quebrada La Poblada, debajo de Pomona de la Avenida El Poblado. Gracias a un indigente, el problema se descubrió a tiempo

Juan Tejada, un habitante de la calle que duerme a la orilla de La Poblada, en el jardín del edificio del mismo nombre -carrera 42 con la calle 11- fue quien informó a la Veeduría de la quebrada La Poblada – La Presidenta sobre la gravedad de lo que estaba ocurriendo. Y es que por solicitud de Ceyra Escobar, integrante de esta veeduría, Juan revisa con frecuencia La Poblada para avisar sobre cualquier anomalía, y en esta oportunidad se asustó como nunca: el box culvert o caja de cerca de 150 metros de longitud, por el que pasa la quebrada entre el Hostal Ram (atrás de Pomona) y la Calle de la Buena Mesa, tenía un gran tramo destruido. “Las piedras lo rompieron y el agua está perforando por debajo”, contó Juan de inmediato a los integrantes de la veeduría, quienes pusieron sobre aviso a la Secretaría del Medio Ambiente.

Juan Tejada tenía razón
El jueves 21 de julio, más de un mes después de la alerta dada al Municipio, una cuadrilla de trabajadores de la Subsecretaría de Metro Río constató lo que Juan Tejada había dicho. “Es un hueco de cerca de 15 metros de largo, 5 de ancho y entre 1 ½ y 3 metros de profundidad, contó Henry Álvarez, capitán del equipo de trabajadores que atiende esta emergencia. “Tomará al menos dos meses arreglarlo, si el tiempo nos ayuda.”
El subsecretario de Metro Río, Carlos Eduardo Macías, manifestó que el trabajo es complejo porque hay que reconstruir con rocas grandes la placa del piso y la única manera de llevarlas es en carretilla, de una en una, porque es en el subsuelo, por un pasadizo estrecho y oscuro. “El problema es que apenas empiece a llover en la parte de arriba de la quebrada tenemos que sacar a los trabajadores porque corren peligro allá adentro”, dijo Macías, quien aún desconoce el costo que tendrá este arreglo.

Se evitó un desastre
Guillermo León Viera, presidente de la Veeduría La Poblada – La Presidenta, calificó como grave la situación, pero añadió que si el Municipio actúa a tiempo se puede evitar un desastre. “La Poblada tiene su fondo deteriorado completamente, una loza en concreto reforzada con hierro, la cual desaparece en un área de 45 mt2.” Según este constructor, experto en cobertura de quebradas, La Poblada está socavando el edificio de Pomona y podría ocasionar el hundimiento de las dos calzadas de la Avenida El Poblado, porque se formaría un cráter de unos 60 mt2.
Para la veeduría, de la que también hace parte Corpoblado, una nueva temporada invernal sin solucionar este problema, causaría que La Poblada arrastrara más piedras y aumentara su socavación. “Según lo que se ve, para reparar el box culvert se requieren 180 mt3 de material, es decir, 18 volquetadas de rocas”, advirtió Vieira, luego de recorrer con los trabajadores de Metro Río, nuestro fotógrafo y con él hoy héroe de El Poblado, Juan Tejada, el tramo destruido.