La Petite Madeleine

Cuando era pequeña, recuerda Marcela Sierra, su madre no le permitía ayudar en la preparación de tortas, pues “a las zurdas no les suben”. Siete años elaborando artesanalmente exquisitas tortas en La Petite Madeleine contradicen el agüero de su progenitora.

 

Ubicado en el barrio Manila (carrera 43 B # 11-36), en la Calle de La Buena Mesa, La Petite Madeleine es un negocio que en un principio se hizo famoso por las maría luisas (hechas con mermelada de frambuesa y arequipe), luego por sus tortas caseras y ahora tiene como producto estrella la torta Plaisir du chocolat. También son recomendadas las madeleines, estas pequeñas maravillas inventadas por los franceses, que en esta repostería, de acuerdo con Ricardo Londoño -esposo y socio de Marcela- , son preparadas con la suavidad y la curvatura exigidas por los galos.

La Petite Madeleine cuenta con 120 referencias de productos, entre ellos los llamativos cake pops (“bombones de torta”). Para el Día de la Madre, La Petite Madeleine ofrece cuatro variedades de tortas en forma de girasol, entre las que se destaca la de dátiles y nueces de nogal al amaretto. Informes y domicilios en el 313 1585.

Torta casera
(de 12 a 14 porciones)
Ingredientes
• 300 gramos de mantequilla • 300 gramos de azúcar • 300 gramos de huevos • 6 gramos de vainilla • 80 gramos de leche • 300 gramos de harina • 5 gramos de polvo de hornear • 3 gramos de sal.

 

Procedimiento
Mezclar los huevos, la leche y la vainilla. En otro recipiente, mezclar la harina, el polvo de hornear y la sal. Batir la mantequilla con azúcar, a velocidad media, hasta que esté esponjosa y haya cambiado de amarilla a blanca. Bajar la velocidad y añadir la cuarta parte de los polvos y la tercera parte de los líquidos a la mantequilla, batir hasta integrar. Repetir este último paso 2 veces. Agregar la última cuarta parte de los polvos. Batir 1 minuto a velocidad media. Poner el batido en el molde y hornear en un horno precalentado a 350°F (175 °C) por 45 minutos o hasta que un cuchillo insertado en el centro salga limpio. Dejar enfriar y desmoldar.